La mayonesa de leche debe su textura al aceite de oliva.

Mayonesa de leche, una salsa innovadora en 10 minutos

La mayonesa de leche es una variante de la tradicional salsa y su receta es tan sencilla que se elabora en solo 10 minutos. Este aderezo es ideal para el verano porque no contiene huevo.

2 noviembre 2022

La mayonesa de leche debe su textura al aceite de oliva.
La mayonesa de leche debe su textura al aceite de oliva.

 

La mayonesa de leche es una variante de la tradicional salsa y su receta es tan sencilla que se elabora en solo 10 minutos. Este aderezo es ideal para el verano porque no contiene huevo, un alimento que ante las altas temperaturas y los cambios térmicos puede provocar salmonelosis. Además, esta salsa es apta para personas alérgicas al huevo y puede realizarse sin lactosa para quien no la tolere.

Ingredientes

  • 100 ml. de leche entera
  • 200 ml. de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada pequeña de zumo de limón
  • Una cucharada pequeña de vinagre de Jerez

Utensilios

  • Un recipiente cilíndrico alto
  • Una batidora
  • Una cuchara pequeña

Mayonesa de leche, paso a paso

  1. Dejar reposar la leche a temperatura ambiente.
  2. Volcar en el vaso de la batidora u otro recipiente cilíndrico alto y colocar la batidora al fondo.
  3. Batir sin mover durante 30 segundos a velocidad baja para dar volumen.
  4. Añadir el aceite de oliva en hilo sin dejar de batir.
  5. Mantener la máquina pequeña al fondo, sin moverla, hasta emulsionar.
  6. Batir subiendo y bajando la batidora cuando el aceite permanezca en la superficie.
  7. Continuar añadiendo aceite y repetir el proceso hasta lograr la textura deseada.
  8. Incorporar sal, vinagre de Jerez y zumo de limón.
  9. Batir hasta integrar totalmente.
  10. Meter en la nevera para refrigerar hasta el servicio.

Consejos para una mayonesa de leche perfecta

  • El espesor de la mayonesa de leche depende de la cantidad de aceite empleada. El gusto que prevalece es el del consumidor, aunque se recomienda una textura espesa.
  • La mayonesa de leche con aceite de oliva tiene un sabor intenso. Si se busca un regusto más ligero, es preferible emplear aceite de girasol o aceite de maíz.
  • Esta receta puede hacerse igualmente con leche sin lactosa, lo que la haría más accesible para aquellas personas que no toleran la lactosa.

Extras para una mayonesa de leche especial

  • Mostaza de Dijon. Añadir dos cucharadas pequeñas de mostaza de Dijon en el último turno de batir.
  • Curry. Agregar curry con la punta de un cuchillo al añadir aceite de oliva. Es recomendable utilizar este utensilio para evitar excesos de sabor y tinte.
  • Albahaca. Picar 4 ramas de albahaca y añadir al final de la receta. Volver a batir hasta obtener una salsa de tono verdoso y sabor fresco.
  • Pimentón y cayena. Picar dos cayenas secas en pequeñas rodajas. Sofreír en una sartén a fuego bajo con un poco de aceite de oliva. Agregar pimentón dulce y evitar que se queme. Retirar del fuego y dejar que enfríe. Añadir a la receta de la mayonesa de leche cuando se vierta el aceite.

En qué usar mayonesa de leche

  • Crema de aguacate. Seleccionar un aguacate maduro y aplastar la mitad con un tenedor. Añadir una cucharada de zumo de limón. Agregar esta pasta a la elaboración de la mayonesa de leche. La crema obtenida es perfecta para untar en tostas o como acompañamiento en un brunch.
  • Crema de remolacha. Hervir una remolacha y triturar hasta conseguir una textura de puré. Dejar enfriar. Agregar la crema a la mayonesa ya elaborada junto a dos cucharadas pequeñas de mostaza de Dijon. Pasar de nuevo por la batidora. La salsa rojiza obtenida es perfecta para acompañar carnes a la brasa o elaboraciones vegetales.
  • Crudités. Cortar pepinillos, cebolleta, pimiento rojo, pepino, rábanos y manzana en tiras de grosor medio. Picar muy fina una cuchara sopera de uvas pasas y añadir a la mayonesa. Mezclar bien. Untar las crudités en la salsa para consumir.
  • Huevos rellenos. Hervir 20 huevos. Dejar enfriar y cortar al medio. Agregar atún, aceituna negra picada, mayonesa de leche y las yemas cocidas a un bol. Mezclar con un tenedor hasta obtener una masa. Rellenar los huevos con ayuda de una cuchara. Servir fríos.
  • Bocadillo americano. Tostar un bollo de bagel en la sartén. Untar la miga con mayonesa de leche. Cortar en láminas pepinillos en vinagre y añadir a la base del bollo. Agregar tomate en rodajas y tres capas de lechuga. Pasar seis tiras de panceta por la sartén y colocar entrelazando las piezas. Añadir mostaza. Pasar un huevo por la sartén con poco aceite y tapar el bocadillo con la mitad superior.

Destacados

Relacionados

Pascual lanza Big Day, su apuesta para acompañar el desayuno con cereales y fruta.

Pascual amplía su gama de yogures con Big Day, su apuesta para el desayuno

Este nuevo producto ha comenzado a comercializarse en formato de 125 gramos, con sabor a fresa o frutos del bosque y con cereales. Además de esto, Big Day no necesita frío para su conservación.

/
Los canelones de espinacas requieren de mayor atención para evitar un relleno seco.

Canelones de espinacas, una versión ligera de un clásico italiano

Los canelones de espinacas se han convertido en la alternativa ligera y más conocida a los clásicos canelones italianos de boloñesa. El relleno de esta elaboración debe cuidarse de manera especial para que no resulte seco o demasiado cocinado.

/
La consejera Teresa Jordà presentando el Institut de la Llet i els Productes Làctics.

Nace el Instituto de la Leche y los Productos Lácteos en Cataluña

El objetivo del Instituto de la Leche es poner en valor los lácteos como alimentos saludables desde una perspectiva científica y fomentar su consumo.

/