El pastel de queso debe tener un cremoso interior y un exterior tostado.

Pastel de queso, un dulce indispensable de sabor único

El pastel de queso es uno de los dulces más famosos y extendidos a nivel mundial. Sus versiones y elaboraciones son tan variadas como tipos de queso pueden emplearse para cocinarlo.

15 noviembre 2022

El pastel de queso debe tener un cremoso interior y un exterior tostado.
El pastel de queso debe tener un cremoso interior y un exterior tostado.

 

El pastel de queso es uno de los dulces más famosos y extendidos a nivel mundial. Sus versiones y elaboraciones son tan variadas como tipos de queso pueden emplearse para cocinarlo. El pastel de queso tiene un interior cremoso y untuoso con regusto a lácteo, en contraste con un exterior que debe crujir ligeramente. Esta tarta es densa, calórica y contundente, por ello es recomendable no consumir raciones grandes. El secreto del pastel de queso es el reposo en el cocinado, que el calor tueste el exterior mientras el interior se mantiene cremoso.

Lista de ingredientes

  • 600 g. de crema de queso
  • 150 g. de queso mascarpone
  • 4 huevos de talla L
  • 300 g. de azúcar moreno
  • 300 ml. de nata líquida con alto contenido de grasa
  • Crema de orujo
  • Canela en polvo
  • 1 limón
  • 40 g. de harina de trigo
  • Sal
  • 100 gramos de galletas maría
  • 20 g. de mantequilla
  • Miel
  • Aceite de oliva

Utensilios necesarios

  • Un molde desmontable de 20 centímetros de alto
  • Horno
  • Dos boles
  • Un mortero
  • Una sartén
  • Una cuchara
  • Un rallador

Pastel de queso, paso a paso

  1. Forrar un molde de 20 centímetros de alto y base desmontable con un papel de horno humedecido con aceite de oliva.
  2. Precalentar el horno a 210ºC.
  3. Machacar las galletas hasta obtener polvo. Remover con una cuchara para deshacer grumos. Repetir el proceso hasta obtener una textura muy fina.
  4. Fundir la mantequilla en una sartén hasta dorarla. Agregar al polvo de galleta e integrar completamente.
  5. Añadir miel hasta que la masa sea densa. Colocar en el fondo del molde de manera equitativa.
  6. Mezclar el queso crema, el queso mascarpone y el azúcar en un bol hasta obtener una masa homogénea de tono marrón.
  7. Agregar los huevos de uno en uno y batir hasta mezclar completamente.
  8. Espolvorear la canela, la sal y la harina tamizada. Rallar la piel de medio limón sobre la elaboración.
  9. Añadir la nata y batir hasta integrar completamente.
  10. Verter la elaboración en el molde y agitar para liberar de burbujas de aire.
  11. Cubrir con una fina capa homogénea de crema de orujo.
  12. Hornear durante 45 minutos en la parte más baja del horno.
  13. Apagar el horno y dejar que la tarta enfríe y repose dentro. Abrir la puerta del electrodoméstico a partir de la primera hora de reposo.

Consejos para un pastel de queso ideal

  • Temperatura. La temperatura es un elemento crucial para elaborar un pastel de queso perfecto. Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, pero también los utensilios para elaborar esta receta. La temperatura es fundamental para poder trabajar el queso mascarpone y la crema de queso, ingredientes más recios para amasar.
  • Crema de queso de sabor. Esta receta de pastel de queso puede cambiarse fácilmente eligiendo una crema de queso con sabor. Las versiones más recomendables son las de queso curado, queso azul o queso blanco tipo Philadelphia.
  • Galletas de caramelo. Las galletas que sirven de base para el pastel de queso pueden aportar matices de sabor y textura que mejoren la receta. Las galletas con sabor a caramelo, toffee o canela son especialmente saborizantes y aportan dulzor a una elaboración que lo admite..

¿Con qué acompañar el pastel de queso?

  • Mermelada de frutas. La mermelada es un extra que aporta humedad al pastel de queso. Para compensar y equilibrar los sabores, la mermelada más recomendada es la de frambuesa. Otras opciones son las de arándanos, fresas o frutos rojos.
  • Fruta fresca. Fresas laminadas, grosellas y arándanos picados combinan a la perfección con el pastel de queso. La manera de servir este dulce con el extra de fruta fresca es colocar una porción con un lado de corte hacia arriba, en lugar de la superficie horneada. Sobre la cara fresca del corte debe colocarse la fruta fresca.
  • Nata avainillada. Montar nata con esencia de vainilla da como resultado un cremoso extra para cubrir el pastel de queso. Es importante que la cantidad no hidrate en exceso la superficie del dulce.

Destacados

Relacionados

Pascual lanza Big Day, su apuesta para acompañar el desayuno con cereales y fruta.

Pascual amplía su gama de yogures con Big Day, su apuesta para el desayuno

Este nuevo producto ha comenzado a comercializarse en formato de 125 gramos, con sabor a fresa o frutos del bosque y con cereales. Además de esto, Big Day no necesita frío para su conservación.

/
Los canelones de espinacas requieren de mayor atención para evitar un relleno seco.

Canelones de espinacas, una versión ligera de un clásico italiano

Los canelones de espinacas se han convertido en la alternativa ligera y más conocida a los clásicos canelones italianos de boloñesa. El relleno de esta elaboración debe cuidarse de manera especial para que no resulte seco o demasiado cocinado.

/
La consejera Teresa Jordà presentando el Institut de la Llet i els Productes Làctics.

Nace el Instituto de la Leche y los Productos Lácteos en Cataluña

El objetivo del Instituto de la Leche es poner en valor los lácteos como alimentos saludables desde una perspectiva científica y fomentar su consumo.

/