El yogur helado tiene vida más allá del verano como un postre muy cremoso.

Yogur helado, un capricho frío más allá del verano

El yogur helado se ha consolidado como una de las alternativas al helado tradicional y un capricho dulce fuera de temporada estival. Aunque necesita de varias horas de nevera, su elaboración es rápida y sencilla.

21 octubre 2022

El yogur helado tiene vida más allá del verano como un postre muy cremoso.
El yogur helado tiene vida más allá del verano como un postre muy cremoso.

El yogur helado se ha consolidado como una de las alternativas al helado tradicional y un capricho dulce fuera de temporada estival. Su ligero sabor y cremosa textura lo convierten en un ingrediente base perfecto para completar con fruta, chocolate, sirope y otros condimentos. Aunque necesita de varias horas de nevera, su elaboración es rápida y sencilla.

Lista de ingredientes

  • 200 ml. de nata para montar
  • 4 yogures naturales
  • 4 cucharadas de leche condensada
  • 1 cucharada de miel

Utensilios necesarios

  • Dos boles
  • Batidora eléctrica o varillas
  • Una cuchara
  • Film
  • Un bol de cristal

Yogur helado, paso a paso

  1. Meter el molde de cristal en la nevera.
  2. Verter la nata en un bol y montar hasta obtener una textura compacta.
  3. Volcar los yogures en un bol y batir hasta obtener una crema semi espesa.
  4. Agregar la leche condensada y la miel. Mezclar hasta integrar todos los ingredientes.
  5. Incorporar a cucharadas la nata.
  6. Mezclar con movimientos suaves, en la misma dirección y del exterior hacia el interior.
  7. Retirar el molde de cristal de la nevera y volcar la crema.
  8. Tapar con film garantizando que esté en contacto con la crema, sin aire.
  9. Introducir en el congelador durante 3 horas para endurecer.
  10. Servir utilizando dos cucharas y devolver a la nevera al terminar el servicio.

Trucos para presentar un yogur helado de categoría

  • Textura perfecta. Para disfrutar de un yogur helado cremoso y frío, sin necesidad de clavar la cuchara para poder partirlo, el secreto serán los tiempos. Es recomendable retirar el yogur helado del congelador 20 minutos antes del servicio y guardarlo los últimos 5 minutos en la nevera.
  • Frutos rojos y menta. Una de las combinaciones más exitosas a la hora de servir el yogur helado es la de frutos rojos, como grosellas y frambuesas, con hojas de menta fresca. Los frutos pueden colocarse en el fondo de una copa de postre, colocar una ración de yogur helado, añadir algún fruto más en la superficie. Espolvorear por la superficie la menta partida de modo irregular.
  • Galleta y canela. Para esta presentación recomendamos galletas con base de toffee o caramelo, como Lotus o similares. Triturar las galletas en un bol sin llegar a conseguir textura de polvo. Colocar sobre el fondo de una copa de postre y agregar una ración de yogur helado. Rematar espolvoreando canela en polvo.
  • Miel, hierbabuena y cítricos. Exprimir una naranja con pulpa. Verter el zumo en una sartén a fuego muy bajo y agregar 3 o 4 hojas de hierbabuena. Retirar del fuego cuando haya espesado un poco y retirar la hierbabuena con ayuda de unas pinzas. Volcar en una jarra pequeña y enfriar en la nevera. Mezclar con una cuchara para que la pulpa no se quede en el fondo y servir en una copa de postre. Agregar una ración de yogur helado y completar con una cobertura de miel. Rallar un poco de naranja y lima sobre la superficie.

Yogur helado de sabores

Aunque la receta y el sabor más extendido es el natural, es posible variar esto de tres maneras.

  • Yogures. La manera más accesible y segura de cambiar el sabor del yogur helado es elegir el yogur de base con otro sabor. Los de plátano y fresa ofrecen los resultados más satisfactorios. También es posible utilizar yogures de chocolate o caramelo, pero la textura variará y necesitarán más tiempo en la nevera.
  • Mermeladas. Sustituir la miel en la receta por mermelada de un sabor deseado aportará un matiz, aunque menos potente que en el caso del yogur de sabor. Es importante utilizar mermelada sin trozos de fruta y lo más natural posible.
  • Extractos. Para obtener un yogur helado con sabor vainilla, por ejemplo, es posible añadir extracto de vainilla a la receta durante la mezcla de ingredientes. Existen otros tipos de extractos o esencias útiles para saborizar el yogur helado.

Destacados

Relacionados

Pascual lanza Big Day, su apuesta para acompañar el desayuno con cereales y fruta.

Pascual amplía su gama de yogures con Big Day, su apuesta para el desayuno

Este nuevo producto ha comenzado a comercializarse en formato de 125 gramos, con sabor a fresa o frutos del bosque y con cereales. Además de esto, Big Day no necesita frío para su conservación.

/
Los canelones de espinacas requieren de mayor atención para evitar un relleno seco.

Canelones de espinacas, una versión ligera de un clásico italiano

Los canelones de espinacas se han convertido en la alternativa ligera y más conocida a los clásicos canelones italianos de boloñesa. El relleno de esta elaboración debe cuidarse de manera especial para que no resulte seco o demasiado cocinado.

/
La consejera Teresa Jordà presentando el Institut de la Llet i els Productes Làctics.

Nace el Instituto de la Leche y los Productos Lácteos en Cataluña

El objetivo del Instituto de la Leche es poner en valor los lácteos como alimentos saludables desde una perspectiva científica y fomentar su consumo.

/