El "queso falso" de Palancares solo contiene un 20% de queso, se elabora principalmente con agua y aceite de palma.
Estás aquí:

Denuncian a Palancares por vender “queso falso” elaborado con agua y grasa

Representantes de varias queserías de Galicia advierten sobre la venta en supermercados, como Carrefour, de “queso Cheddar falso” en barra a precio de saldo, por menos de 8 euros el kilo.

18 octubre 2022

El "queso falso" de Palancares solo contiene un 20% de queso, se elabora principalmente con agua y aceite de palma.
El "queso falso" de Palancares solo contiene un 20% de queso, se elabora principalmente con agua y aceite de palma.

 

Representantes de varias queserías de Galicia advierten sobre la venta en supermercados, como Carrefour, de “queso falso” en barra de Palancares a precio de saldo. Advierten de que la empresa murcianacomercializa un producto llamado “Barra tipo Cheddar Palancares” como si fuese queso, pese a que solo está compuesto de un 20% de lácteo. Sus ingredientes principales son agua y grasa de palma.

Denuncian estas queserías gallegas que este “queso falso” de Palancares se vende por debajo de 8 euros el kilo, lo cual conlleva un perjuicio para el sector. También advierten de que la promoción del producto con la etiqueta de queso es un engaño para los consumidores. La composición e información nutricional la facilita la propia empresa en su página web.

Posibles represalias

Desde una de las queserías gallegas denunciantes, que ha preferido mantener el anonimato por temor a posibles represalias de la distribución, explican que “la distribución lo presenta en el mostrador al lado de los quesos de barra y, por si fuera poco, en promoción, lo que supone un engaño y un perjuicio”.

En esta misma declaración, realizada a Campo Galego, esta quesería advierte que el pago medio de leche a ganaderos hoy en día ronda los 45 céntimos el litro. Explica también que actualmente la distribución se lleva el 40% de margen de beneficio sobre el precio final y que para elaborar un kilo de queso son necesarios 10 litros de leche. Esto fuerza a las queserías a no poder vender por debajo de 6 euros el kilo para evitar pérdidas, lo que se traduce “en vender en estos momentos a 10 euros el kilo y de ahí para arriba”.

Denuncia en Consumo

Miguel López Crespo, secretario general de Unión de Consumidores de Galicia, responsabiliza a la empresa murciana Palancares principalmente y anuncia que desde la entidad se presentará una denuncia ante Consumo para que intervenga. “Palancares, el fabricante de este producto, con su estrategia de comercialización y de envasado, está dando a entender que se trata de queso, utilizando nombres de variedades de queso reconocidas como Cheddar o Edam. Pero no lo es, este ingrediente es solamente el 20% del producto, mientras los componentes principales son aceite de palma y agua”, explicó López Crespo al medio ya citado.

Queso fundido y rallado, casos similares

El queso rallado es otro de los productos donde se producen estafas alimentarias similares a la de Palancares. Para que siga siendo exclusivamente queso pero que ha sido rallado los ingredientes deben ser solo leche, cuajo, sal y fermentos lácticos del proceso. Sin embargo, en muchos casos se añaden a la receta abundantes tipos de sales que abaratan los costes y dan por resultado un producto más grasiento y salado. Es habitual en aquellos quesos que se venden como especiales para fundir. Según un estudio de la OCU, los quesos fundidos contienen un 322% más de sal que aquellas variedades que son 100% queso.

En otras ocasiones, como advierten desde organizaciones como Asociación Española de Licenciados, Doctores y Graduados en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, estos productos no son ni queso y en sus envoltorios solo se observan las palabras “rallado”, “especial para pizzas” o para “gratinar”. Estos productos llevan proteínas de origen lácteo en su composición, lo que abarata mucho su precio.

La fécula de patata y el almidón modificado son otros ingredientes utilizados para que estos productos parezcan queso, que son antiapelmazantes y evitan la formación de grumos. Es necesario analizar también el número que acompaña a los colorantes y corrector de acidez, que se identifican por ir acompañados de un “E-”. Aunque son legales y el consumo es totalmente inocuo, el consumo de grandes cantidades de algún tipo está relacionado en algunos estudios con la aparición de enfermedades.

Destacados

Relacionados

Vai Ben, la nueva marca de los bífidus de Larsa

La marca láctea gallega ha lanzado un rebranding de sus yogures bífidus elaborados con leche de pastoreo.

/

Ganaderos gallegos denuncian el cese de la recogida de leche en ganaderías que atan a sus vacas por las noches

Algunas industrias lácteas amenazan con la suspensión de recogida de leche en ganaderías gallegas donde las vacas permanezcan atadas durante la noche en los establos.

/
el nuevo producto de El Ventero

El Ventero entra en el mercado de los quesos untables

El Ventero se adentra en la categoría de los quesos untables con el lanzamiento del queso crema 100% natural El Ventero.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)