La lasaña de verduras es un primer plato típico de invierno y menos pesado que la tradicional lasaña de boloñesa.

Lasaña de verduras, una receta 100% de huerta y pasta

La lasaña de verduras es una de las variantes más conocidas de la clásica lasaña boloñesa de Italia. Su relleno es menos pesado y posee más matices que el típico de carne picada.

11 noviembre 2022

La lasaña de verduras es un primer plato típico de invierno y menos pesado que la tradicional lasaña de boloñesa.
La lasaña de verduras es un primer plato típico de invierno y menos pesado que la tradicional lasaña de boloñesa.

 

La lasaña de verduras es una de las variantes más conocidas de la clásica lasaña boloñesa de Italia. Su relleno es menos pesado y posee más matices que el típico de carne picada. Tradicionalmente, la lasaña es un primer plato de invierno y días fríos de primavera. Su secreto es la cocción final de la pasta con dos salsas sabrosas y espesas. Pero ni la salsa bechamel ni la de tomate aportan ese regusto final que consigue el queso gratinado que cubre la lasaña de verduras. Su receta es larga y con numerosos pasos, pero con la atención necesaria el resultado será envidiable.

Ingredientes

  • 9 láminas de lasaña
  • 1 calabacín
  • 3 zanahorias
  • 4 tomates
  • 3 dientes de ajo
  • Nuez moscada
  • 2 cebolletas
  • 10 champiñones
  • 1 pimiento rojo
  • 600 ml. de leche
  • Orégano
  • 600 g. de espinacas frescas
  • Cuña de queso curado de oveja
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 40 g. de mantequilla
  • 40 g. de harina
  • 350 g. de tomate triturado

Utensilios

  • Un cuchillo
  • Horno
  • Un molde
  • Tres sartenes
  • Un cazo
  • Una cuchara de madera
  • Un rallador

Lasaña de verduras, paso a paso

  1. Picar las cebolletas, los dientes de ajo, el pimiento, los tomates y las zanahorias muy finas.
  2. Laminar los champiñones.
  3. Cortar el calabacín en rodajas.
  4. Limpiar las espinacas.
  5. Cocinar el calabacín en una sartén con un chorro de aceite de oliva a fuego suave. Salpimentar ligeramente y pochar durante 5 minutos.
  6. Retirar del fuego y reservar en un plato.
  7. Pochar las cebollas, las zanahorias y el pimiento en la misma sartén. Agregar los dientes de ajo cuando el resto de la verdura comience a ablandar.
  8. Agregar el tomate picado y rehogar. Sumar los champiñones y reducir al máximo posible.
  9. Hervir las láminas de lasaña por tandas en un cazo siguiendo las instrucciones del fabricante.
  10. Verter el tomate triturado en una sartén honda y cocinar a fuego lento con aceite de oliva, orégano, perejil fresco picado y tomillo seco.
  11. Retirar del fuego cuando reduzca y espese la salsa.
  12. Fundir la mantequilla en una sartén.
  13. Añadir la harina y remover enérgicamente.
  14. Agregar la leche en chorro lentamente.
  15. Continuar removiendo sin parar para evitar grumos.
  16. Espolvorear nuez moscada y retirar del fuego para evitar que espese demasiado.
  17. Untar el molde con mantequilla y colocar parte de la salsa de tomate en el fondo.
  18. Montar la primera capa de la lasaña.
  19. Rellenar con parte de la mezcla de verduras y una capa de calabacín.
  20. Agregar un par de puñados de espinacas.
  21. Colocar las láminas de pasta para la capa intermedia.
  22. Repetir el proceso de relleno.
  23. Terminar las láminas de pasta tapando la elaboración completamente.
  24. Precalentar el horno a 180ºC.
  25. Cubrir completamente con la salsa bechamel.
  26. Rematar rallando abundante queso de oveja por encima de la lasaña.
  27. Hornear durante 25 minutos… ¡Y listo para disfrutar!

Alternativas para una lasaña de verduras

  • Requesón. Puede sustituirse la bechamel en el caso de la lasaña de verduras, no así en la tradicional de carne. La frescura de las verduras y los matices ácidos pueden completarse con una capa de requesón fresco que cubra toda la elaboración. Para ello puede cocinarse un poco previamente con orégano, tomillo seco, alcaparras y aceite de oliva. El requesón se gratinará conservando un corazón tierno.
  • Alubias. Los champiñones pueden resultar demasiado grandes o quedar duros durante el cocinado. Para evitarlo, puede sustituirse este ingrediente por alubias rojas y el resultado será una lasaña de verduras con una textura más integrada. En este caso, la salsa de tomate puede aderezarse además  con cilantro.
  • Manzana. El calabacín es un ingrediente ligado a la lasaña de verduras tanto como las espinacas. Sin embargo, su sabor puede ser invasivo para algún paladar. En el caso de buscar una alternativa más innovadora, es recomendable utilizar láminas finas de manzana que compensen la acidez de otros ingredientes y sigan siendo un elemento crujiente con la pasta.

Destacados

Relacionados

Pascual lanza Big Day, su apuesta para acompañar el desayuno con cereales y fruta.

Pascual amplía su gama de yogures con Big Day, su apuesta para el desayuno

Este nuevo producto ha comenzado a comercializarse en formato de 125 gramos, con sabor a fresa o frutos del bosque y con cereales. Además de esto, Big Day no necesita frío para su conservación.

/
Los canelones de espinacas requieren de mayor atención para evitar un relleno seco.

Canelones de espinacas, una versión ligera de un clásico italiano

Los canelones de espinacas se han convertido en la alternativa ligera y más conocida a los clásicos canelones italianos de boloñesa. El relleno de esta elaboración debe cuidarse de manera especial para que no resulte seco o demasiado cocinado.

/
La consejera Teresa Jordà presentando el Institut de la Llet i els Productes Làctics.

Nace el Instituto de la Leche y los Productos Lácteos en Cataluña

El objetivo del Instituto de la Leche es poner en valor los lácteos como alimentos saludables desde una perspectiva científica y fomentar su consumo.

/