Dieta flexitariana.

Dieta flexitariana: qué es y en qué consiste

La dieta flexitariana cuida de la salud cardiovascular, mejora el estado de la piel y ayuda a regular el peso.

13 octubre 2022

Dieta flexitariana.
La dieta flexitariana cuida de la salud cardiovascular y ayuda a regular el peso.

El flexitarianismo es un tipo de dieta donde el consumidor reduce la ingesta de carne o pescado en su dieta. La primera vez que fue empleado este término fue en los años 90, cuando la chef estadounidense Helga Morath lo incluyó en la carta de su restaurante. Si bien, este término no ha cobrado cierta relevancia hasta hace unos años. De hecho, la American Dialect Society eligió en 2003 el término “flexitarian” como la palabra más relevante del año. 

Dieta flexitariana, ¿por qué?

No existe una única razón por la cual una persona decide comenzar a llevar una dieta flexitariana. Algunos de los motivos más habituales son: religión, económicos, éticos, medioambientales y de salud. La preocupación por el medio ambiente ha provocado cambios en nuestra rutina diaria (apagar luces, cerrar el grifo cuando no se está utilizando o emplear el transporte público), pero también en nuestro menú semanal. 

Un estudio de la Universidad de Oxford ha revelado que una dieta flexitariana es una excelente alternativa “para salvar el planeta”, ya que podría reducir en 2/3 las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, este no es el único efecto positivo de este tipo de dieta. Un menú semanal flexitariano puede ayudar a mejorar la salud y a prevenir algunas enfermedades, como la obesidad o la diabetes. 

¿Cuántas personas flexitarianas hay en España?

El último estudio elaborado por la consultora Lantern ha revelado que más de 3,8 millones de españoles; es decir casi el 10% de la población, siguen una dieta flexitariana, vegetariana o vegana. El flexitarianismo ha sido la dieta que más ha crecido en los últimos años, ya que en torno a un 30% de personas ha decidido reducir por diversas razones (medio ambiente o salud, principalmente) el consumo de carne o de pescado en su día a día. 

¿Es saludable y equilibrada la dieta flexitariana?

Una de las mayores preocupaciones de las personas que llevan dietas flexitarianas, vegetarianas o veganas es si este tipo de dietas va a repercutir en su salud. Sin embargo, la dieta flexitariana no tiene ningún efecto negativo sobre la salud, ya que, si se realiza de manera adecuada es equilibrada, saludable y, además, logra aportar los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento y desarrollo del organismo. Con una dieta flexitariana se puede alcanzar la dosis de vitaminas y proteínas recomendada – establecida en los 0,8 gramos por cada kilo de peso corporal.

¿Qué alimentos puede comer un flexitariano?

¿Se puede comer pescado? ¿O carne? Sí, hay muchas personas que suelen confundir los términos flexitariano, vegetariano o vegano, pero aquellas personas con dietas flexitarianas tienen permitido el consumo de carne o pescado. La única diferencia con respecto a una dieta omnívora es que la ingesta de carne o pescado es más reducida u ocasional, en torno a una vez o dos por semana. Por tanto, una persona flexitariana puede consumir: carne, pescado, marisco, aves, verduras, legumbres, frutas y frutos secos. 

5 beneficios de la dieta flexitariana

Una persona flexitariana puede estar igual de sana que otra que lleve una dieta omnívora. La clave está en saber analizar las necesidades de cada uno para alcanzar las cantidades óptimas de nutrientes y gozar de un buen estado de salud, y asegurar el correcto funcionamiento del organismo. Estas necesidades van a depender del sexo, del peso o de la actividad de cada persona, entre otras cuestiones. En este apartado vamos a conocer los beneficios que aporta una dieta flexitariana:

  1. Cuida la salud cardiovascular. La reducción del consumo de carnes rojas, como vacuno, buey, caballo, perdiz o codorniz, ayuda a reducir la presión arterial y los niveles de colesterol LDL, conocido popularmente como “colesterol malo”. 
  2. Ayuda a regular el peso. Las personas con dietas flexitarianas basan su alimentación principal en vegetales u hortalizas que contienen pocas calorías y, además, ayudan a regular el peso y a prevenir algunas enfermedades, como la obesidad o la diabetes. Si bien, es importante evitar productos procesados con grasas tipo trans o bebidas azucaradas.
  3. Mejora el estado de la piel. El consumo habitual de frutas y verduras tiene numerosos beneficios que ya conoceremos (regulan el tránsito intestinal, reducen el apetito y controlan el peso), pero también ayuda a mantener una piel saludable y muy hidratada. Estos alimentos son antioxidantes naturales que ayudan a retrasar los signos de envejecimiento y, además, aportan un aspecto y un color saludable a la piel gracias a la presencia de los carotenos, un tipo de pigmento vegetal. 
  4. Una dieta ideal para todo tipo de públicos. El flexitarianismo es un tipo de dieta que, como su propio nombre indica, es flexible y puede adaptarse a las necesidades de cada persona. Es para cualquier etapa de la vida (infancia, vida adulta o vejez), ya que, si se realiza bien, logra aportar todos los nutrientes y micronutrientes necesarios para el organismo. Es una opción muy interesante que permite aumentar el consumo de verduras, de frutas o de hortalizas. 
  5. Contribuye a la sostenibilidad medio ambiental. Una dieta flexitariana no obliga a renunciar a la carne o al pescado, pero la reducción del consumo de estos alimentos tiene grandes efectos positivos para el medio ambiente. Esta dieta contribuye a reducir los gases de efecto invernadero y la pérdida de vida silvestre, entre otros beneficios. 

Diferencias entre una dieta flexitariana y vegetariana

Flexitariano y vegetariano, dos términos que en los últimos años han cobrado cierta relevancia y que pueden conducir a error, ya que no son lo mismo. En este tipo de dietas, se presta especial importancia a los vegetales y a las hortalizas, pero también al cuidado del medio ambiente y al respeto animal. 

La dieta flexitariana es una alternativa para aquellas personas que desean reducir el consumo de carne, pero que no quieren renunciar a ella. Como ya hemos explicado en este artículo, las personas flexitarianas realizan un consumo ocasional de carne (pescado, marisco, ave, res u otra) y en algunas ocasiones, suele ser una etapa previa para iniciarse como vegetarianos.

Mientras tanto, una dieta vegetariana está basada en el consumo de alimentos de vegetales (frutas, verduras, legumbres, cereales, semillas y frutos secos), pero también incluye alimentos de origen animal, como lácteos, huevos o miel. Dentro de este tipo de dietas, hay personas que deciden eliminar la leche y sus derivados, conocidas como ovo-lácteo vegetarianos, o el huevo, conocidas como lácteo-vegetarianos. 

Además de dietas flexitarianas o vegetarianas, hay personas que deciden dar un paso más allá y eliminar de su dieta, por diversas cuestiones o motivos, los productos de origen animal  y sus derivados (huevo y lácteos). Las personas veganas basan su alimentación exclusivamente en vegetales; si bien, el veganismo no es solo una dieta, sino un estilo de vida, ya que las personas veganas no usan prendas de cuero, productos para pieles que no sean cruelty free (libres de maltrato) o medicamentos o cosméticos derivados. 

Destacados

Relacionados

Las marcas blancas ya no son las más baratas en el mercado actual.

Comparativa de precio: ¿Cuánto vale un litro de leche en el súper?

La subida de precios ha afectado especialmente a la lista de la compra. Los consumidores se encuentran preocupados ante la escalada de precios de productos básicos como el pan, los huevos o la leche. Desde Mundo Lácteo, presentamos una comparativa del precio de diferentes marcas de leche en varios supermercados.

/
Las vacas de leche varían entre sí en función de la raza y es necesario conocer sus características para poder producir adecuadamente.

Top 10 razas de vacas de leche

De manchas blancas y negras, con cuernos pronunciados o con flequillo frondoso; las vacas presentan una variedad de razas y características que son determinantes a la hora de crear una explotación.

/
Alergia a la proteína de la leche.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a la proteína de la leche de vaca?

Ronchas alrededor del cuerpo o sibilancias al respirar son algunos de los principales síntomas de alergia a la proteína de la leche de vaca.

/