Las filloas gallegas contienen el equilibrio perfecto entre dulce y salado gracias a sus ingredientes.

Filloas gallegas, una receta 100% gallega y muy versátil

Las filloas gallegas son una elaboración típica de la época de Entroido, el carnaval en Galicia, aunque su fama ha trascendido los límites del calendario hasta convertir este dulce en un estandarte de la gastronomía de la región junto al pulpo á feira o la empanada.

3 mayo 2023

Las filloas gallegas contienen el equilibrio perfecto entre dulce y salado gracias a sus ingredientes.
Las filloas gallegas contienen el equilibrio perfecto entre dulce y salado gracias a sus ingredientes.

 

Las filloas gallegas son una elaboración típica de la época de Entroido, el carnaval en Galicia, aunque su fama ha trascendido los límites del calendario hasta convertir este dulce en un estandarte de la gastronomía de la región junto al pulpo á feira o la empanada. La receta de las filloas gallegas es muy sencilla, no requiere de ingredientes difíciles de encontrar y tampoco sus pasos demandan una maestría excesiva en los fogones. La única exigencia a la hora de cocinar filloas gallegas es la atención y el tiempo de cocinado, que debe vigilarse. 

Lista de ingredientes 

  • 3 huevos de talla L 
  • 200 g de harina de trigo 
  • 500 ml de leche entera 
  • 40 g de azúcar 
  • Sal 
  • Anís 
  • Grasa de tocino 

Utensilios necesarios 

  • Un bol 
  • Unas varillas 
  • Un colador 
  • Un paño limpio 
  • Un tenedor 
  • Un cucharón sopero 
  • Una sartén 
  • Un plato 

Filloas gallegas, paso a paso 

  1. Retirar la leche de la nevera para emplearla a temperatura ambiente.
  2. Verter en un bol los huevos, un chorro de anís, el azúcar, la sal y la leche.
  3. Batir el contenido del cuenco con ayuda de unas varillas.
  4. Tamizar la harina sobre la mezcla poco a poco con ayuda de un colador sin dejar de remover.
  5. Batir con suavidad para evitar que se formen grumos hasta obtener una masa un poco densa.
  6. Cubrir la masa con un paño limpio.
  7. Dejar reposar durante una hora como mínimo en un sitio fresco.
  8. Pinchar la grasa de tocino con un tenedor.
  9. Engrasar una sartén empleando el tocino.
  10. Remover la masa con un cucharón sopero.
  11. Verter un cucharón de masa en el centro de la sartén.
  12. Mover la sartén en sentido circular hasta cubrir por completo su superficie.
  13. Dar la vuelta a la filloa cuando los bordes se separen de la sartén.
  14. Cocinar ligeramente por la otra cara.
  15. Colocar en un plato.
  16. Repetir el proceso engrasando siempre con el tocino para evitar que se pegue la masa.
  17. Apilar las filloas en un mismo plato, unas encima de otras. 

Trucos para cocinar unas filloas gallegas de 10 

  • Burbujas. Uno de los trucos más fáciles y de los más efectivos para cocinar filloas gallegas es observar las burbujas. Cuando la masa se está cocinando tras ser distribuida por toda la sartén, comenzarán a aparecer burbujas en ella. Cuando los poros sean visibles y numerosos, es el mejor momento para dar la vuelta a la filloa. 
  • Dorado. Pese a lo que pueda parecer, las filloas gallegas no se caracterizan por su tono dorado o moreno. Si eso ocurre, es que la temperatura o el tiempo de cocinado es excesivo o, en su lugar, la sartén no está lo suficientemente engrasada. El color perfecto de una filloa es amarillo pastel con motas doradas o tostadas. 

¿Qué añadir a las filloas gallegas? 

  • Azúcar glas. Las filloas gallegas son una elaboración muy versátil porque admite condimentos líquidos, sólidos o en polvo, todo ello gracias a su textura. El azúcar glas es un extra perfecto para acompañar a las filloas gallegas por su dulzor, que potencia el sabor propio de la masa. 
  • Miel. La miel es un condimento muy recomdable porque añade un punto de dulzor afrutado y aporta textura a las filloas gallegas, haciendo que cada bocado sea más denso y húmedo. 
  • Caldo de cocido. Una de las versiones más tradicionales de las filloas gallegas incluye un ingrediente extra durante su elaboración. El caldo de cocido gallego, plato ligado al Entroido, posee un sabor intenso a carne y sal. Para añadirlo a la receta de las filloas gallegas, bastará con disminuir la cantidad de leche a 300 mililitros y añadir, en su lugar, 200 mililitros de caldo de cocido. 
  • Grelos y lacón. Los grelos y el lacón son dos alimentos que forman parte del cocido gallego y que habitualmente se sirven juntos. Antaño, las filloas se empleaban para acompañar el lacón y los grelos. Actualmente, lo habitual es rellenar cada porción de masa con un poco de verdura y carne. 
  • Chocolate y nata. El chocolate fundido y la nata montada son dos ingredientes que siempre funcionan con las filloas gallegas, que en este caso se rellenan al igual que unas crêpes. 
  • Queso ahumado y panceta. El sabor de las filloas gallegas es un equilibrio constante entre dulce y salado gracias al azúcar, la sal y la grasa de tocino de su receta. Por ello, el queso ahumado y la panceta combinan a la perfección con la masa y aportan sabores más profundos a la elaboración.  

Destacados

Relacionados

Receta fácil de queso asado con hierbas y miel

La receta fácil de queso asado con hierbas y miel mezcla la cremosidad del queso con la dulzura de la miel y el frescor de las hierbas aromáticas.

/

Helado casero de leche merengada

La textura cremosa y sabor suave de la leche merengada la convierte en un ingrediente excepcional para un helado casero de leche merengada.

/

Receta de tarta de queso de frutos rojos sin horno

La tarta de queso o cheesecake de frutos rojos sin horno es una variante de la tradicional tarta de queso. Es una versión ideal para cualquier fiesta

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)