La lasaña de atún es una elaboración de relleno cremoso y textura compacta.

Lasaña de atún, una receta de 10 para comer pasta y pescado

La receta de lasaña ha superado las barreras nacionales y ha dejado de ser una elaboración únicamente italiana, por ello aparecen versiones como la lasaña de atún, la unión perfecta entre pasta y pescado.

4 abril 2023

La lasaña de atún es una elaboración de relleno cremoso y textura compacta.
La lasaña de atún es una elaboración de relleno cremoso y textura compacta.

 

La receta de lasaña ha superado las barreras nacionales y ha dejado de ser una elaboración únicamente italiana, por ello aparecen versiones como la lasaña de atún, la unión perfecta entre pasta y pescado. Al igual que ocurre con la elaboración tradicional, la lasaña de atún requiere de paciencia para respetar los tiempos de cocinado y reposo, así como para montar cada capa. Gracias a la textura del relleno, este plato es cremoso y más ligero que las versiones elaboradas con carne. 

Lista de ingredientes 

  • 8 láminas de pasta para lasaña 
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo 
  • 100 g de queso rallado 
  • 250 g de tomate triturado 
  • 600 ml de leche entera 
  • 400 g de atún en conserva
  • 100 g de harina 
  • Pimienta blanca 
  • Nuez moscada 
  • 80 g de mantequilla 
  • Orégano 

Utensilios necesarios 

  • Un cuchillo 
  • Dos cuencos 
  • Dos sartenes 
  • Una tapa de sartén
  • Un recipiente de horno 
  • Horno eléctrico 

Lasaña de atún, paso a paso 

  1. Pelar la cebolla y lavar el pimiento.
  2. Cortar finamente la cebolla y el pimiento.
  3. Pochar las verduras en una sartén con un chorro de aceite de oliva a fuego medio.
  4. Escurrir el atún completamente y volcar a un cuenco.
  5. Desmenuzar el atún en pequeños trozos con ayuda de un tenedor.
  6. Bajar el fuego cuando las verduras estén tiernas.
  7. Añadir el atún a la sartén.
  8. Cocinar poco a poco con la sartén tapada.
  9. Mezclar en un cuenco el tomate triturado y 200 mililitros de leche entera.
  10. Agregar el orégano y el líquido a la sartén paulatinamente.
  11. Remover lentamente para integrar todos los ingredientes.
  12. Dejar reposando el relleno con el fuego al mínimo.
  13. Poner las placas de lasaña a remojo siguiendo las instrucciones del fabricante.
  14. Fundir la mantequilla en una sartén.
  15. Añadir la harina y remover sin parar hasta obtener una masa.
  16. Agregar leche en un hilo hasta conseguir una salsa bechamel.
  17. Espolvorear pimienta blanca y nuez moscada sobre la bechamel.
  18. Untar el recipiente de horno con aceite de oliva.
  19. Colocar las placas de pasta de lasaña que servirán como base.
  20. Añadir la primera capa de relleno de atún.
  21. Cubrir con otra capa de láminas de pasta de lasaña.
  22. Rellenar de nuevo con otra capa de atún.
  23. Rematar la elaboración con las láminas de pasta de lasaña que servirán como tapa.
  24. Cubrir la lasaña con salsa bechamel.
  25. Añadir el queso rallado por encima de la elaboración.
  26. Precalentar el horno a 190ºC.
  27. Hornear la lasaña durante 15 minutos a 190ºC.
  28. Retirar el horno y… ¡A disfrutar! 

Consejos para una lasaña de atún perfecta 

  • Atún natural. Optar por elaborar esta receta con atún en conserva ahorra tiempo. Sin embargo, la lasaña de atún resultará más sabrosa si contamos con el tiempo para cocinar un lomo de atún fresco. Es importante, en este caso, desmenuzar bien la carne para evitar que el relleno quede denso. 
  • Reposo. La lasaña de atún cuenta con relleno menos compacto que en el caso de las elaboraciones con carne o vegetales. Por ello, es recomendable que la lasaña repose durante 10 o 15 minutos al ser retirada del horno. Si se sirve demasiado caliente, la salsa y el relleno estarán líquidos y se desmoronará en el plato. 

¿Qué añadir al relleno de la lasaña de atún? 

  • Huevo cocido. El huevo cocido es un aliado idóneo para combinar con el atún. Con dos huevos cocidos y desmenuzados, el relleno de la lasaña de atún será más denso y con más matices. Si las yemas cocidas se integran completamente, el sabor a atún será menor. 
  • Alcaparras. Uno de los riesgos de la lasaña de atún es que el relleno quede demasiado homogéneo, lo que puede resultar aburrido a algunos comensales. Con un puñado de alcaparras se consigue evitar eso, a la vez que el sabor se intensifica. 
  • Caballa en conserva. Si la proporción de atún parece poca en comparación a la verdura o simplemente se busca una lasaña de atún con más relleno de pescado, lo recomendable es emplear caballa en conserva. Este producto es menos intenso que el atún y no resulta invasivo, por lo que habrá más relleno, pero sin que pueda resultar en una lasaña de atún demasiado fuerte. 

Destacados

Relacionados

El reposado en frío es uno de los secretos de la tarta de queso y maracuyá.

Receta de Tarta de queso y maracuyá

La tarta de queso y maracuyá es una de las versiones más reconocidas y de moda de este tradicional postre, que gracias a esta fruta tropical es más fresco y ligero.

/
Las trufas de queso azul y nueces reservan un cremoso interior aderezado con perejil y una cubierta ligeramente crujiente.

Receta de Trufas de queso azul y nueces

Las trufas de queso azul y nueces son unos bocados excelentes para comenzar un banquete, unos entrantes intensos o el complemento para un picnic casual.

/
Los gofres de queso ricotta son una deliciosa variante que eleva la experiencia clásica de los gofres con una nueva textura.

Receta de gofres de queso ricotta, un dulce diferente

Perfectos para desayunos o brunch, los gofres de queso ricotta cautivan con su suavidad.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)