Croquetas de queso de cabra.
Estás aquí:

Croquetas de queso de cabra, una receta sencilla e inolvidable

Una receta única gracias al sabor y la textura del queso de cabra.

2 julio 2022

Croquetas de queso de cabra.
Las croquetas de queso de cabra también pueden realizarse al horno.

Las croquetas son un plato indispensable en el recetario español. Este plato permite una gran variedad de combinaciones (queso, jamón, espinacas, cocido, bacalao o pollo) y puede venir acompañado de una ensalada, de un pincho de tortilla o de unas patatas al horno. En esta ocasión, explicaremos cómo elaborar croquetas de queso de cabra, una receta sencilla y fácil de preparar con la que se te hará la boca agua. 

Ingredientes para la masa 

  • 750 ml de leche.
  • 250 g de queso de cabra.
  • 50 g de harina de trigo convencional.
  • 50 g de mantequilla.
  • Pimienta negra molida.
  • Nuez moscada.
  • Sal.

Ingredientes para el rebozado

  • 2 huevos talla M.
  • Pan rallado.
  • Aceite para freír.

Utensilios

  • Dos platos hondos.
  • Dos cucharas.
  • Una sartén.
  • Papel absorbente.
  • Una olla mediana.
  • Unas varillas manuales.
  • Una fuente.
  • Papel film.
  • Papel absorbente.
  • Una espumadera.

Croquetas de Queso de Cabra: paso a paso

  1. Para elaborar la bechamel, poner la mantequilla en una olla, y a continuación, agregar la harina.
  2. Rehogar bien la harina a fuego lento mezclando con la ayuda de unas varillas para evitar la formación de grumos
  3. Añadir poco a poco la leche templada, sin dejar de remover para disolver el roux de harina y mantequilla.
  4. Remover de forma continua con las varillas manuales hasta que la masa espese. 
  5. Cortar el Queso de Cabra en pequeños trozos y añadirlo a la bechamel junto con la pimienta negra, la nuez moscada y la sal. 
  6. Remover hasta que el queso se haya fundido e integrado bien con la bechamel.
  7. Trasladar la masa a una fuente y cubrirla con papel film en cuanto enfríe.
  8. Dejar reposar la masa de croquetas en el frigorífico hasta que se endurezca. 
  9. Cortar la masa en pequeñas porciones, enharinarlas y darles forma ovalada con la ayuda de dos cucharas o con las manos
  10. Empanar las croquetas en huevo y en pan rallado.  
  11. Freír las croquetas en abundante aceite caliente y retirarlas del fuego con ayuda de una espumadera cuando haya adquirido un color dorado.
  12. Eliminar el exceso de aceite dejándolas reposar sobre papel absorbente.
  13. Emplatar acompañadas de una ensalada o un pincho de tortilla. 

Consejos para unas croquetas de 10

  • Lo ideal es emplear Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) para freír las croquetas.
  • Es importante controlar la temperatura del aceite, ya que debe estar caliente, pero no debe humear. 
  • Las croquetas con Queso de Cabra también pueden incluir en su lista de ingredientes cebolla caramelizada o crujiente. 

¿Qué es el Panko?

El Panko, conocido popularmente como pan rallado japonés o pan en escamas, es uno de los ingredientes estrella de la cocina asiática, ya que es empleado para la elaboración de algunas conocidas recetas, como la tempura de gambas. 

Este pan rallado de origen japonés está de moda en las cocinas de una larga lista de países, algo que no es de extrañar, ya que es más ligero y más saludable al absorber menor cantidad de aceite que el pan rallado tradicional. El Panko puede ser elaborado en casa con pan de molde (retirando la corteza) o también puede ser adquirido en supermercados españoles, como Alcampo.

¿Cómo hacer croquetas de queso de cabra al horno?

Las croquetas al horno son otra opción perfectamente válida y más saludable. Para ello, hay que precalentar el horno a 220 grados y hornear las croquetas durante un tiempo aproximado de 15 a 20 minutos. Estas deben estar colocadas sobre papel vegetal para evitar que se peguen a la bandeja del horno. 

¿La bechamel se puede congelar?

La crema de bechamel puede llegar a aguantar durante 2 o 3 días en el frigorífico. Si bien, otra opción, en el caso de que haya sobrado bastante masa, es congelarla. Es importante guardar la bechamel en un recipiente hermético y consumirla preferentemente en un periodo máximo de 3 meses. Para el proceso inverso, es aconsejable realizarlo en el frigorífico y después, calentar la bechamel a fuego lento para recuperar la textura inicial.

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/