Leche en polvo.
Estás aquí:

¿Qué es la leche en polvo y para qué sirve?

La leche en polvo es comercializada en sus versiones entera y desnatada.

16 julio 2022

Leche en polvo.
La leche en polvo es comercializada en sus versiones entera y desnatada.

La leche en polvo es un alimento muy práctico con un periodo de vida útil más extenso que la leche líquida. Fue producida por primera vez a comienzos del siglo XIX por el doctor ruso Osop Krichevsky y desde entonces, ha sido utilizada para su consumo directo o como ingrediente de una larga lista de recetas. En este artículo de Mundo Lácteo, explicaremos qué es la leche en polvo, cuál es su perfil nutricional y además, conoceremos cuáles son sus principales usos. 

¿Qué es la leche en polvo?

La leche en polvo es un tipo de leche deshidratada a la que se le ha retirado la totalidad del agua presente en la leche. Esta leche es sometida a un proceso de deshidratación en torres especiales de atomización, donde el agua se evapora y da como resultado un polvo de color blanco-amarillento.

Este tipo de leche, producida por primera vez en 1802 por el doctor ruso Osip Krichevsky, permite ser almacenada durante un periodo de tiempo superior a la leche convencional sin perder ninguna de sus propiedades nutricionales. Además, no necesita ser conservada en frío y es más económica que la leche líquida

Perfil nutricional de la leche en polvo

La leche en polvo tiene concentrado todos sus nutrientes al haber pasado por un proceso de deshidratación. El consumo de este alimento aporta todos los nutrientes (y micronutrientes) de la leche convencional: hidratos de carbono, grasas, proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas. 

Este lácteo está disponible en el mercado español en dos formatos: entera y desnatada. El perfil nutricional de la leche en polvo dependerá del contenido en materia grasa y no hay mejor forma de visualizarlo que a través de una tabla: 

NutrientesLeche en polvo entera por cada 100 gramosLeche en polvo desnatada por cada 100 gramos
Calorías (kcal.)494357
Grasas (g.)261
de las cuales saturadas (g.)17,60,7
Hidratos de carbono (g.)40,954,5
de los cuales azúcares (g.)40,954,5
Proteínas (g.)24,132,5
Sal (g.)1,21,3
Calcio (mg.)9701200

*Fuente: Central Lechera Asturiana

¿Para qué sirve la leche en polvo?

La leche en polvo se puede mezclar con agua para obtener leche líquida convencional. Es de gran utilidad para alpinistas u otro tipo de personas que, por el motivo que sea, no pueden transportarla en estado líquido.

La leche en polvo es una alternativa a la leche líquida. Este alimento es muy versátil y es utilizado en una gran variedad de recetas: repostería, confitería, panadería, platos preparados, embutidos o bebidas lácteas, en función de su solubilidad. La leche en polvo es deshidratada a diferentes temperaturas que afectan de forma directa al grado de solubilidad y, por tanto, a su uso final. 

La leche en polvo ayuda a aportar un toque extra de cremosidad al café y también es una gran aliada para la preparación de la salsa bechamel, base de una larga lista de platos, como lasaña, canelones, croquetas… Si bien, un dato a tener en cuenta es que este tipo de leche en polvo propicia la aparición de grumos, motivo por el que, durante la elaboración de la bechamel, es importante remover de manera continua con la ayuda de una cuchara de madera. 

Beneficios de la leche en polvo

Es más económica 

Una de las mayores ventajas de la leche en polvo frente a la leche convencional es su precio. La leche en polvo es más económica y permite ser almacenada hasta 18 meses en un lugar fresco y seco; y una vez abierta, tiene una vida útil de 2 meses. Por el contrario, la leche convencional una vez abierta es aconsejable su consumo en un plazo de 3 días. 

La leche en polvo fue inventada por el doctor ruso Osop Krichevsky en 1802 y un poco más de un siglo después, fue de gran utilidad durante la Segunda Guerra Mundial. Este alimento sigue siendo empleado en países en vías de desarrollo gracias al bajo coste de transporte y de almacenamiento, ya que no requiere refrigeración.

Conserva todos los nutrientes

Esta alternativa conserva todos los nutrientes que la leche convencional. El consumo regular de este producto aporta todos los beneficios que ya conocemos: refuerza la masa ósea y previene algunas enfermedades, como la osteoporosis; disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, contribuye al crecimiento de la microbiota intestinal y favorece el aumento de la masa muscular. 

¿Cómo preparar leche en polvo?

Tan solo hay que tener dos ingredientes para convertir la leche en polvo en leche líquida: leche en polvo y agua. Este producto es muy práctico, ya que puede ser elaborado en cualquier momento y tiene un gran número de aplicaciones, tal y como hemos detallado en este artículo.

Lista de ingredientes

  • 100 g de leche en polvo (entera o desnatada).
  • 1 l de agua.

Utensilios

  • Un bol.
  • Unas varillas manuales.
  • Una olla mediana.

Método de elaboración

  • Hervir el agua e incorporarla poco a poco a la leche en polvo.
  • Mezclar con unas varillas manuales hasta que los ingredientes se hayan integrado bien.
  • Y listo. Emplear para cualquier receta o para su consumo directo. 

¿Dónde comprar leche en polvo?

La leche en polvo puede ser adquirida en un gran número de supermercados y tiendas de España, como Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés Supermercado o Día, entre otros. Las dos marcas de referencia son Central Lechera Asturiana y Nestlé

El grupo asturiano dispone de dos opciones para el consumidor: leche en polvo entera y leche en polvo desnatada. La leche entera es comercializada en formato de 1 kilo y 800 gramos. Por su parte, Nestlé vende leche en polvo con bífidus y calcio bajo la marca Sveltesse en dos formatos: 1 kilo y 400 gramos, por 8,86 y 4,24 euros, respectivamente. 

Diferencias entre la leche en polvo y la leche convencional

La leche en polvo y la leche convencional son dos productos saludables y muy recomendables para incluir en el día a día. Una de las mayores ventajas de la leche en polvo frente a la líquida es que es más económica y es más fácil de conservar, ya que no necesita ser almacenada en el frigorífico.

La leche en polvo, una vez abierta, conserva los nutrientes durante un mayor periodo de tiempo, mientras que la leche líquida comienza a perderlos una vez abierto el tapón.

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/