El flan casero es uno de los postres más consumidos en España, aunque su receta no tiene un origen concreto.

Flan casero, una receta de siglos en solo 40 minutos

El flan casero de huevo es una receta sin origen concreto en un país, pero absolutamente mediterránea y de marcada herencia española. Posteriormente se exportó a Latinoamérica, donde ha sufrido alteraciones.

14 noviembre 2022

El flan casero es uno de los postres más consumidos en España, aunque su receta no tiene un origen concreto.
El flan casero es uno de los postres más consumidos en España, aunque su receta no tiene un origen concreto.

 

El flan casero de huevo es una receta sin origen concreto en un país, pero absolutamente mediterránea y de marcada herencia española. Posteriormente se exportó a Latinoamérica, donde ha sufrido alteraciones hasta convertirse en un abanico de diferentes dulces. Esta crema de huevo, azúcar y leche es uno de los postres más comunes en España. Pese a su aparente fácil receta, este dulce requiere de mucha atención al punto de cuajado para no resultar seco o muy líquido.

Lista de ingredientes

  • 500 ml. de leche entera
  • 200 g. de azúcar
  • 300 ml. de agua
  • 3 huevos de talla M
  • Un limón
  • 1 rama de canela

Utensilios necesarios

  • Un cazo
  • Un cuchillo
  • Un bol
  • Una sartén
  • Una lengua de silicona
  • Un colador
  • Horno
  • 6 flaneras
  • Una fuente de horno

Flan casero, paso a paso

  1. Verter la leche en un cazo. Pelar el limón y agregar la piel y la canela al cazo.
  2. Calentar hasta que rompa a hervir.
  3. Retirar del fuego y enfriar durante 30 minutos, al tiempo que infusiona.
  4. Mezclar los huevos con 120 gramos de azúcar en un bol.
  5. Remover suavemente con una lengua, sin batir.
  6. Incorporar la leche ya fría en un hilo sin parar de remover hasta disolver el azúcar completamente.
  7. Pasar la mezcla por un colador.
  8. Calentar en una sartén el agua y el azúcar restante. Remover para evitar que se queme el azúcar.
  9. Retirar del fuego cuando espese el caramelo.
  10. Precalentar el horno a 180ºC.
  11. Cubrir la base de las flaneras con una fina capa de caramelo.
  12. Añadir la mezcla después lentamente para evitar incorporar aire.
  13. Colocar las flaneras en una fuente de horno.
  14. Llenar la fuente con un dedo de agua.
  15. Introducir la fuente en el horno y cocinar durante 30 minutos.
  16. Retirar los moldes del horno y esperar para atemperar.
  17. Introducir en la nevera una vez templados y dejar en reposo durante 24 horas.

Historia del flan

El origen del flan se remonta a siglos antes del nacimiento de Jesucristo. Es sabido gracias a traducciones de escritos que los griegos, romanos y fenicios consumían un dulce denominado tyropatina. Describen esta elaboración como una crema de huevo al horno. Una de las grandes diferencias entre el flan actual y esta elaboración es la pimienta, que se empleaba en la tyropatina junto a otros ingredientes salados o vegetales.

Los griegos aplicaban ya en su origen una base de miel al proceso de horneado para poder desmoldar el flan, pero la receta del caramelo se originó en España durante la Edad Media. Su popularidad en esa etapa y país se debió principalmente al régimen estricto de la Cuaresma. Durante esta época de prohibiciones, el flan con azúcar y caramelo se convirtió en un recurso sabroso que no rompía las normas religiosas.

Un extra de sabor para un flan casero

  • Ralladura de naranja. Rallar la piel de una naranja y añadir varias pizcas a la base del flan casero con caramelo. También puede agregarse una vez se desmolde el flan para obtener un punto más fresco.
  • Licor. Agregar coñac o algún licor dulce a las flaneras junto al caramelo. La proporción deberá ser pequeña para que emborrache ligeramente el flan casero.
  • Coco rallado. Agregar coco rallado a la flanera junto al caramelo o espolvorear por encima del flan casero ya desmoldado.
  • Horno directo. Hornear el flan casero sin pasar por el baño María, directamente al horno. Así se cocina en lugares como Perú o Chile. El resultado es un dulce que no se puede desmoldar y con una capa crujiente de huevo.
  • Vainilla. La vainilla puede agregarse de diferentes maneras a la receta del flan casero. Una posibilidad es hervir la leche con vainilla. Otra opción es sumar extracto de vainilla a la mezcla de azúcar y huevos.
  • Fruta fresca. Picar fresas muy finas y pasar por un poco de caramelo en la sartén. Utilizar de cama para colocar el flan casero  desmoldado. Añadir frambuesas frescas por encima.

Destacados

Relacionados

Pascual lanza Big Day, su apuesta para acompañar el desayuno con cereales y fruta.

Pascual amplía su gama de yogures con Big Day, su apuesta para el desayuno

Este nuevo producto ha comenzado a comercializarse en formato de 125 gramos, con sabor a fresa o frutos del bosque y con cereales. Además de esto, Big Day no necesita frío para su conservación.

/
Los canelones de espinacas requieren de mayor atención para evitar un relleno seco.

Canelones de espinacas, una versión ligera de un clásico italiano

Los canelones de espinacas se han convertido en la alternativa ligera y más conocida a los clásicos canelones italianos de boloñesa. El relleno de esta elaboración debe cuidarse de manera especial para que no resulte seco o demasiado cocinado.

/
La consejera Teresa Jordà presentando el Institut de la Llet i els Productes Làctics.

Nace el Instituto de la Leche y los Productos Lácteos en Cataluña

El objetivo del Instituto de la Leche es poner en valor los lácteos como alimentos saludables desde una perspectiva científica y fomentar su consumo.

/