La crema catalana se remata quemando con un soplete el azúcar en su superficie.

Crema catalana, un postre crujiente y cremoso en 10 pasos

Lo más característico de este dulce es la capa de caramelo duro que recubre su superficie. No es crema catalana si no se debe golpear con una cuchara para poder empezar a comer.

29 octubre 2022

La crema catalana se remata quemando con un soplete el azúcar en su superficie.
La crema catalana se remata quemando con un soplete el azúcar en su superficie.

 

La crema catalana es un postre de la gastronomía española, concretamente de Cataluña, que se asemeja a unas natillas. Pero lo más característico de este dulce es la capa de caramelo duro que recubre su superficie. No es crema catalana si no se debe golpear con una cuchara para poder empezar a comer. Salvo por el soplete, todo en esta receta es sencillo y fácil de encontrar en cualquier cocina.

Lista de ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 150 g. de azúcar
  • Corteza de limón
  • Corteza de naranja
  • 1 rama de canela
  • 8 huevos
  • 2 cucharadas de maicena
  • Azúcar glas

Utensilios necesarios

  • Una cacerola
  • Una tapa de cacerola
  • Un bol
  • Una batidora
  • Unas varillas
  • Un colador
  • Cazuelitas de barro
  • Un soplete

Crema catalana, paso a paso

  1. Verter el litro de leche en una cacerola y añadir la canela, la corteza de limón y la de naranja.
  2. Calentar hasta punto de ebullición y bajar a fuego bajo cuando rompa a hervir. Cocinar durante 5 minutos.
  3. Retirar del fuego y reservar la cacerola tapada para que la leche adquiera más sabor.
  4. Separar las yemas y las claras de los huevos. Añadir las yemas y el azúcar a un bol.
  5. Pasar por la batidora, primero lentamente. Acelerar cuando la mezcla se ponga blanquecina y espumosa. Agregar la maicena e integrar completamente.
  6. Añadir la leche pasándola por un colador y mezclar con la batidora durante 30 segundos.
  7. Poner la mezcla ya integrada en una cazuela a fuego medio. Remover con unas varillas hasta hervir.
  8. Retirar del fuego cuando espese la mezcla y servir en cazuelitas de barro.
  9. Atemperar durante 10 minutos y meter la crema en la nevera durante 3 horas.
  10. Espolvorear una capa fina de azúcar y azúcar glas sobre cada cacerola antes de servir. Quemar con un soplete a cierta distancia hasta formar una escarcha de caramelo.

Diferencia entre crema catalana y crème brûlée

La crema catalana y la crème brûlée son un tipo de natillas cubiertas de azúcar quemado, muy parecidos pero con grandes diferencias. La crema catalana se cocina removiendo en la cazuela, mientras que el postre francés se elabora a fuego lento y posteriormente se cuece en el horno al baño maría. La lista de ingredientes entre ambas elaboraciones también cambia. Mientras que la crema catalana se cocina con leche infusionada con aromas cítricos y canela, la crème brûlée utiliza nata, vainilla y algún tipo de licor.

Acompañamientos ideales para la crema catalana

  • Azúcar moreno. Para conseguir una capa de caramelo más tostado que el habitual y de un dulzor diferente, se recomienda emplear azúcar moreno en la elaboración. Gracias al mayor tamaño de las piedras de azúcar moreno, las motas de tostado variarán de diámetro y color.
  • Aprovechar las claras. Es posible no desperdiciar ni un ingrediente en la receta de crema catalana. Las claras separadas pueden aprovecharse para hacer un merengue si se les añade un poco de azúcar blanco. Deben montarse hasta el punto de nieve y meterse en una manga pastelera. Tras haber quemado el azúcar, el merengue se coloca formando un cono en espiral. El toque final lo añade el soplete al quemar la crema blanca y tostarla.
  • Cítricos. Si se coloca una tira de corteza de limón y otra de naranja sobre el azúcar antes de caramelizar, la crema catalana adquiere más aroma y notas de sabor cítrico. Si utilizar una tira de corteza es demasiado, se puede rallar directamente de la fruta sobre cada cazuelita y quemar la ralladura con el azúcar.
  • Frutos rojos. Uno de los acompañamientos más habituales de la crema catalana son los frutos rojos, en especial fresa y frambuesa. Se recomienda añadirlas frescas, sin cocinar, para contrastar con el resto de la elaboración.

Destacados

Relacionados

Pascual lanza Big Day, su apuesta para acompañar el desayuno con cereales y fruta.

Pascual amplía su gama de yogures con Big Day, su apuesta para el desayuno

Este nuevo producto ha comenzado a comercializarse en formato de 125 gramos, con sabor a fresa o frutos del bosque y con cereales. Además de esto, Big Day no necesita frío para su conservación.

/
Los canelones de espinacas requieren de mayor atención para evitar un relleno seco.

Canelones de espinacas, una versión ligera de un clásico italiano

Los canelones de espinacas se han convertido en la alternativa ligera y más conocida a los clásicos canelones italianos de boloñesa. El relleno de esta elaboración debe cuidarse de manera especial para que no resulte seco o demasiado cocinado.

/
La consejera Teresa Jordà presentando el Institut de la Llet i els Productes Làctics.

Nace el Instituto de la Leche y los Productos Lácteos en Cataluña

El objetivo del Instituto de la Leche es poner en valor los lácteos como alimentos saludables desde una perspectiva científica y fomentar su consumo.

/