Kéfir.
Estás aquí:

El kéfir, un alimento milenario con propiedades antioxidantes

El suero de leche promueve el crecimiento de los músculos y ayuda a prevenir la obesidad.

21 abril 2022

Kéfir.
El kéfir puede ser elaborado de forma sencilla en casa.

El kéfir ha ganado una gran popularidad en los últimos años debido a sus numerosas propiedades nutricionales: ayuda a regular el colesterol, tiene propiedades antioxidantes y previene la osteoporosis. En este artículo de Mundo Lácteo conoceremos qué es el kéfir, cuál es su origen y cuáles son sus beneficios. 

¿Qué es el kéfir?

Yogur búlgaro.

El kéfir es un producto lácteo elaborado a partir de leche (de vaca, de oveja o de cabra) fermentada por la mezcla de bacterias y de levaduras. Este alimento también recibe el nombre de “yogur búlgaro”, “leche kefirada” o “yogur de pajaritos”. 

Expertos del Hospital Royo Villanova y del Centro de Salud de Valdespartera de Zaragoza señalan que el kéfir contiene una “microbiota compleja”. La composición del kéfir dependerá del origen de los granos y de la leche con la que es elaborado.

El kéfir de leche es uno de los productos lácteos más antiguos. Este alimento procede de las montañas del Cáucaso, cuando los pastores almacenaban la leche en recipientes de cuero. 

El estudio Effect of kefir on the quality of life of patients being treated for colorectal cancer, publicado en la revista científica Oncology Nursing Forum, señala que el término “kéfir” proviene de la palabra turca “keyif” que significa “sentirse bien”. 

Tipos de kéfir

  • Kéfir de leche. Es elaborado a partir de leche de vaca, de cabra u de oveja. Tiene un sabor amargo similar al yogur griego. Es habitual encontrarlo con otros añadidos, como el azúcar de caña, para otorgarle un sabor más dulce.  
  • Kéfir de agua. Este tipo de kéfir no necesita lactosa para la fermentación, ya que es elaborado con agua y azúcar. Un estudio realizado por la Universidad de Navarra señala que este producto ayuda a controlar el peso, previene la aparición de enfermedades hepáticas y cardiovasculares, y mejora los niveles de colesterol total y HDL, conocido popularmente como “colesterol bueno”.  

Composición nutricional del kéfir

El kéfir es un producto lácteo con una elevada densidad nutricional. La composición nutricional de este varía en función del tipo de leche empleada durante su elaboración y de la procedencia de los nódulos de kéfir. 

Este alimento es fuente de minerales, como el calcio, el magnesio y el fósforo, y de vitaminas del grupo A, D y B. Además, es rico en aminoácidos esenciales, como el triptófano, que contribuye al correcto desarrollo del organismo y a la conciliación del sueño

En la siguiente tabla, comprobamos las propiedades nutricionales del kéfir o yogur búlgaro:

Kéfir
Calorías 66 kcal
Grasas3,6 g
De las cuales saturadas2,3 g
Hidratos de carbono 3,9 g
Proteínas 4,4 g
Sal 0,13 g

 

Beneficios del kéfir de yogur

El kéfir es un producto lácteo conocido por sus numerosos beneficios para el organismo. Estos son algunos de ellos:

  • Previene enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a proteger el sistema inmunitario. 
  • Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. 
  • Previene la osteoporosis. 
  • Ayuda a mantener la piel sana.
  • Es apto para personas con intolerancia a la lactosa. 

El kéfir, un aliado para mantener la piel sana

El uso del kéfir va más allá y es empleado también en productos de cosmética para el cuidado de la piel. Las cremas y mascarillas elaboradas con kéfir contribuyen a mantener la elasticidad de la piel debido a sus propiedades antioxidantes. 

Además, ayudan a controlar la producción de sebo y tiene propiedades antisépticas, ayudando a la curación de heridas o rozaduras. 

El informe Anti-inflammatory properties of kefir and its polysaccharide extract, publicado en la revista científica InflammoPharmacology, señala que el kéfir también tiene propiedades antiinflamatorias. 

Para elaborar mascarillas faciales caseras de kéfir tan solo es necesario mezclar dos cucharadas de kéfir y una cucharada de aceite de oliva. 

Cómo hacer kéfir casero

Kéfir casero.

El kéfir va ganando poco a poco terreno en los lineales de los supermercados y tiendas. Sin embargo, existen personas que prefieren elaborar este producto lácteo con la intención de garantizar la calidad de los ingredientes. Hoy en Mundo Lácteo ofrecemos una receta para la elaboración de kéfir casero:

Ingredientes

  • 1 porción de nódulos de kéfir de leche
  • 1 litro de leche entera

Elaboración 

  1. Incorporar los nódulos de kéfir de leche en un frasco de vidrio.
  2. Agrega la leche y deja reposar a temperatura ambiente. Cubrir el frasco de vidrio con un paño.
  3. Dejar fermentar durante 24 o 36 horas.
  4. Remover el kéfir con una cuchara de madera.
  5. Separar el yogur del suero con un colador con una malla, una tela fina o un colador de plástico
  6. Servir en una tarrina de vidrio.
  7. Enjuagar los nódulos de kéfir de leche para futuras elaboraciones.

El tiempo de fermentación dependerá de los nódulos de kéfir de leche empleados. En esta receta es posible incorporar frutas o edulcorantes para aportar un sabor más dulce a este yogur.

Conservación del kéfir y precauciones

Los nódulos empleados para la elaboración de kéfir necesitan un especial cuidado para su correcta conservación. Es importante mantenerlos en el frigorífico sumergidos en leche o en agua con azúcar durante 4-5 días como máximo. En el caso de necesitar conservarlos durante más tiempo, tan solo habría que cambiar la leche o el agua con azúcar. 

Otra opción para conservar estos nódulos es congelarlos. Para ello, hay que lavar los nódulos con agua a temperatura ambiente, escurrirlos en un colador y dejar secarlos durante unos minutos y finalmente, guardarlos en un recipiente hermético.

Los nódulos de kéfir pueden conservarse en la nevera durante un año y medio. Para realizar el paso inverso, hay que hacerlo a temperatura ambiente e incorporarlos posteriormente en un tarro de leche y dejarlos reposar durante un par de días. 

El uso de instrumentos de metal o de agua muy clorada durante el proceso de elaboración del kéfir puede interferir negativamente. El ph de los nódulos de kéfir sufren modificaciones cuando entran en contacto con metal. Además, adquieren un color amarillento y no será apto para su consumo.

Diferencias entre el kéfir y el yogur

El kéfir y el yogur son productos lácteos con una alta densidad nutricional. La diferencia más significativa entre ambos es el tipo de fermentación al que han sido sometidos para su elaboración.

El kéfir es obtenido por fermentación ácido-alcohólica, mientras que el yogur por fermentación láctica mediante la acción de Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus thermophilus.

Otra de las diferencias entre estos dos productos lácteos es que el kéfir puede contener hasta 34 tipos de probióticos, mientras que el yogur contiene de dos a siete. Además, el proceso de elaboración es completamente diferente pues el yogur es sometido a un tratamiento térmico y el kéfir es elaborado a partir de los nódulos de kéfir con leche a temperatura ambiente.  

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/