Yogur con bífidus.
Estás aquí:

Yogures con bífidus: ¿Qué son y para qué sirven?

El "yogur" con bífidus contiene una tercera bacteria adicional del género Bifidobacterium.

4 marzo 2022

Yogur con bífidus.
Existen más de 50 bacterias del género Bifidobacterium.

El yogur es un producto lácteo, elaborado a partir de leche de origen animal, conocido por su elevada densidad nutricional. Pero, ¿son igual de saludables los “yogures” con bífidus? En este artículo de Mundo Lácteo conoceremos qué es el “yogur” con bífidus, descubriremos los beneficios asociados a su consumo y explicaremos qué diferencias presenta con respecto al yogur convencional.

¿Qué es el “yogur” con bífidus?

El “yogur” con bífidus es un producto lácteo obtenido mediante la fermentación de la leche de origen animal a través de la acción de las bacterias Streptococcus thermophilus, Lactobacillus bulgaricus y una tercera bacteria adicional del género Bifidobacterium, también conocida por su nombre comercial “bífidus”.

Es habitual encontrar este alimento en los lineales de los supermercados y tiendas en su formato natural o con diferentes añadidos, como frutas, cereales o frutos secos. Además, este puede ser elaborado con leche entera o desnatada.

El bífidus es un tipo de bacteria, del género de bacterias anaeróbicas, que está presente en el tracto intestinal de mamíferos, aves e insectos. Existen más de 50 especies de bacterias dentro de este grupo, como la bifidobacterium infantils, la bifidobacterium adolescentes, la bifidobacterium breve y la bifidobacterium lactis.

Algunas cepas de las bifidobacterias son consideradas como probióticas debido a sus efectos beneficiosos para la salud y el organismo. La Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) define los probióticos como “microbios vivos que pueden agregarse a la fórmula de muchos tipos de productos, incluyendo alimentos, medicamentos y suplementos dietéticos”. 

Además, explica que las especies de Lactobacillus y Bifidobacterium, ambas presentes en productos lácteos, “son las más usadas como probióticos”. Si bien, esta última no está incluida dentro del grupo de bacterias ácido-lácticas (BAL), ya que no influye en la fermentación de los alimentos.

Yogur con bífidus.

¿Yogur o leche fermentada?

La Norma de Calidad para el yogur o yoghourt, aprobada en 2014 por los Ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, define el yogur como “el producto de leche coagulada obtenido por fermentación láctica mediante la acción de Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus thermophilus a partir de leche de origen animal”.

Por tanto, ¿cuál es la denominación correcta de los productos lácteos con bífidus? Este alimento forma parte del grupo de leches fermentadas, ya que le ha sido añadido durante el proceso de fabricación una tercera bacteria adicional del género Bifidobacterium. Sin embargo, es habitual encontrarlo en los lineales de los supermercados y tiendas como “yogur” como reclamo publicitario.

Para qué sirve y qué beneficios tiene el “yogur” con bífidus

Joven comiendo un yogur con bífidus.

La presencia de bifidobacterias en nuestra microbiota indica la buena salud intestinal. Estas están presentes en el intestino, pero también en la boca o en la leche materna. La presencia de las bifidobacterias en la microbiota intestinal va disminuyendo con el paso de los años. En las primeras etapas la presencia de esta bacteria alcanza el 95%, mientras que en la adolescencia este porcentaje disminuye hasta el 30-40%, y en la vida adulta, ronda el 10%.

Existen diversos beneficios para el organismo asociados a este tipo de bacterias “buenas”: ayudan a potenciar el sistema inmunológico, combaten el estreñimiento y contribuyen a mejorar los síntomas relacionados con el síndrome del intestino irritable (SII).

Los alimentos probióticos, como es el caso del yogur con bífidus, están indicados para personas con estreñimiento crónico, ya que contribuyen a mejorar la salud intestinal. Las bifidobacterium ayudan a mejorar la motilidad intestinal; es decir, el movimiento que tiene el tubo digestivo para propulsar los alimentos por el aparato digestivo.

Otro de los beneficios asociados a esta bacteria es su capacidad para potenciar el fortalecimiento del sistema inmune. Además, el informe “The utility of probiotics in the treatment of irritable bowel syndrome: a systematic review”, realizado por expertos estadounidenses en gastroenterología, señala que dos ensayos clínicos mostraron una mejoría significativa de los síntomas referidos al dolor, al malestar abdominal y a la dificultad de los movimientos intestinales.

Yogur con bífidus versus yogur convencional

El estudio “Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española”, elaborado por la revista científica Nutrición Hospitalaria, expone que el consumo regular de estos productos lácteos tiene efectos beneficiosos para el organismo debido a la calidad de sus componentes.

Los yogures y las leches fermentadas, donde es clasificado el “yogur” con bífidus, aportan “entre el 44 y el 70% del calcio que ingieren los españoles”, lo que contribuye a mejorar la salud y la densidad mineral ósea. 

Como ya hemos explicado en este artículo de Mundo Lácteo, la única diferencia existente entre estos dos productos lácteos está en las bacterias. Los yogures contienen bacterias “buenas” del género Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus, mientras que los bífidus contienen además otra bacteria denominada Bifidobacterium. En la siguiente tabla comprobamos la composición nutricional de estos lácteos:

“Yogur” con bífidusYogur natural
Calorías (kcal.)6656
Grasas (g.)3,82,9
Hidratos de carbono (g.)4,34,3
Proteínas (g.)3,33,3

*Fuente: Danone 

La Federación Española de Sociedad de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad) recomienda el consumo diario de 2 a 3 raciones de leche y productos lácteos. Una ración equivale a un vaso de 250 mililitros, a dos unidades de yogur (de 125 gramos cada uno), a 125 gramos de queso fresco y a 30 gramos de queso semicurado.

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/