Madre dando el pecho a su hijo.
Estás aquí:

Leche materna, preguntas frecuentes y recomendaciones

El embarazo es un ciclo en el que surgen muchos interrogantes. En este artículo resolveremos las dudas más frecuentes sobre la leche materna.

13 enero 2022

Madre dando el pecho a su hijo.
La Asociación Española de Pediatría (AEP) asegura que la leche materna es el “mejor alimento” para el lactante durante los primeros meses de vida.

La lactancia materna es un ciclo de la maternidad que viene acompañado de numerosos interrogantes. En Mundo Lácteo damos respuesta a las preguntas más frecuentes.

¿Qué es la leche materna y cuál es su composición?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) asegura que la leche materna es el “mejor alimento” para el lactante durante los primeros meses de vida, ya que cubre las necesidades nutricionales para su crecimiento y desarrollo físico.

La leche materna es un alimento complejo que también ayuda al lactante a estar protegido contra las infecciones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF recomiendan lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y posteriormente, iniciar una alimentación adecuada, manteniendo la lactancia, hasta los dos años.

Su composición no es estática por lo que sus características cambian durante las distintas fases del periodo de lactancia. La lactancia materna puede dividirse en cuatro fases: calostral, transicional, madura e involucional. 

A pesar de ello, la OMS recoge que los componentes principales de la leche son:

  • Grasas.La leche humana contiene aproximadamente 3,5 gramos de grasa por 100 ml de leche, es decir, la mitad del contenido energético de la leche. La grasa es secretada en pequeñas gotas y su cantidad se incrementa a medida que la toma de la leche va avanzando. 
  • Hidratos de carbono. La leche materna contiene 7 gramos de lactosa por cada 100 ml, el principal hidrato de carbono de esta. Los oligosacáridos son otro tipo de hidratos de carbonos presentes que ayudan al recién nacido a estar protegido contra infecciones. 
  • Proteínas. La leche materna contiene 0,9 gramos por cada 100 ml de proteínas, una cifra menor que la de origen animal. 
  • Vitaminas y minerales. La leche materna contiene las vitaminas suficientes para el lactante, a excepción de la vitamina D. Por ello, se recomienda que esté expuesto a la luz del sol para que la genere. 

¿Qué es el calostro?

El calostro es una leche especial que se secreta durante los primeros días después del parto. A partir de ese momento, la leche materna comienza a cambiar su composición.

El calostro es rico en glóbulos blancos y anticuerpos, y contiene proteínas, minerales y vitaminas liposolubles (A, E y K). 

A diferencia de la leche, tiene poca concentración de lactosa, mucho magnesio y muchas proteínas. Esto ayuda a que el recién nacido esté protegido frente a posibles infecciones.

¿Cuánto tiempo deben durar las tomas?

Una de las mayores preocupaciones de una madre es saber cuánto tiempo deben durar las tomas. La respuesta depende de cada madre y cada bebé, y es por ello que se aconseja ofrecer pecho a demanda.

Durante las primeras tres semanas, es recomendable que el niño haga un mínimo de ocho tomas al día. La toma debe durar hasta que el niño suelte el pecho espontáneamente. 

¿Cómo calentar la leche materna?

La leche materna está a la temperatura perfecta cuando una madre da el pecho a su hijo. Sin embargo, no todas pueden estar presentes cuando el niño necesita comer y tienen que recurrir a la extracción con un sacaleches.

Una vez que se ha realizado el proceso de extracción, se deberá guardar en un lugar idóneo (frigorífico, congelador o un lugar fresco y seco), con una temperatura adecuada y un tiempo determinado. A temperatura ambiente la leche dura entre 4 y 6 horas; en el frigorífico, una media de 72 horas a 8 días y en el congelador, de 3 a 12 meses. 

Aunque existen varias formas para calentar la leche materna la más segura consiste en colocar el biberón en agua tibia o utilizar un calienta biberones

Respecto a la primera fórmula, simplemente habrá que rellenar un recipiente con agua tibia y colocar dentro el biberón, agitándolo de vez en cuando para lograr una temperatura uniforme en su interior.

Este proceso comprenderá un tiempo aproximado de 15-20 minutos. Es importante no prolongar este proceso ya que podría comenzar el desarrollo de bacterias.

Para lograr una temperatura óptima, también se puede emplear el calienta biberones. Este aparato descongela y calienta la leche a la temperatura adecuada. Este proceso, que lleva una media de cinco minutos, permite mantener todas las propiedades de la leche materna. 

¿Cómo descongelar la leche materna?

Para descongelar la leche materna, se deberá introducir el recipiente de leche bajo agua tibia o en una olla de agua caliente. No se debe descongelar la leche en agua muy caliente ni en el microondas ya que esto puede mermar las propiedades saludables de la misma. 

La institución Stanford Children ‘s Health recomienda que la leche que se descongele se use en un periodo de 24 horas, aunque lo recomendable sería entre una o dos horas. Si sobra leche, no es recomendable usarla para la próxima toma, y lo que es más importante, no se debe congelar la leche una vez que se haya descongelado. 

¿Tiene un olor y aspecto diferente la leche materna descongelada?

La leche materna descongelada puede tener un olor y consistencia diferente a la recién extraída. Es importante prestar atención a la reacción del bebé para saber si es necesario acortar el tiempo de almacenamiento. 

¿Cómo extraer la leche materna?

La madre tiene la posibilidad de extraer la leche materna de manera manual o automática, según sus preferencias o posibilidades. 

Extracción manual 

La extracción manual es la ideal para los primeros días posparto. Para ello, será necesario colocar la mano en el pecho o bien poner una mano por encima de la areola y la otra debajo del pecho. 

Para la extracción mecánica, deberemos disponer de un sacaleches. 

Para optimizar la extracción y sacar la máxima cantidad de leche posible es recomendable realizar un masaje sobre el pecho, si se hace uso de un sacaleches, mientras se extrae leche comprimir la parte superior o lateral del pecho, terminar la extracción de manera manual en ambos pechos.

Extracción mecánica

El sacaleche además de drenar el pecho, estimula la producción de leche materna. Existen diferentes tipos: sacaleches eléctricos hospitalarios, sacaleches eléctricos dobles e individuales y sacaleches manuales. 

Esta opción es muy utilizada por mujeres por su eficacia, por la facilidad de uso, por el precio y por la disminución en el riesgo de traumatismo en el pecho.

¿Afecta el estrés a la producción de leche?

El estrés puede afectar negativamente a la producción de leche materna. Para evitar que esto pase, la madre deberá descansar en la medida de lo posible en el caso de que se incorpore nuevamente a la rutina de trabajo.

En este sentido, la AEP lanza una serie de recomendaciones:

  • En el caso de que el trabajo de la madre esté cerca de casa, se recomienda ir a casa a dar el pecho durante los descansos u hora de lactancia.
  • Extraer la leche con un sacaleches para tener reservas en casa.
  • Mantener las tomas de pecho a demanda cuando la madre se encuentre en casa.

¿Influye la alimentación de la madre en la calidad de la leche materna?

El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) confirma que la alimentación que lleve la madre no interfiere en la calidad de la leche materna, salvo casos de desnutrición extrema. 

El contenido de hidratos de carbono, proteínas, calcio y hierro no cambia mucho, pero el contenido de grasa de leche sí varía en función de la dieta que lleve la madre.

Expertos de la AEP desaconsejan dietas para adelgazar que supongan una ingesta menor a las 1.800 kilocalorías, ya que pueden verse afectada la producción de leche, y además, puede producir fatiga. Durante la lactancia es recomendable ingerir alrededor de unas 2.300 y 2.500 kilocalorías para alimentar a un bebé y entre 2.600 y 3000 kilocalorías para la lactancia de gemelos.

En ocasiones, se aconseja también aumentar la frecuencia de consumo de alimentos con componentes como el yodo, la vitamina B12 o D.

¿El deporte afecta negativamente a la producción de leche materna?

Hacer deporte no tiene ningún efecto negativo durante el periodo de lactancia. Si bien, expertos del Instituto Materno Infantil recomiendan que la intensidad sea moderada, y se acompañe de una dieta sana y equilibrada. 

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/