El proceso de producción del quesos sin lactosa implica la adición de enzimas, que descomponen la lactosa en glucosa y galactosa.

Quesos sin lactosa: cómo se hacen

Los lácteos desempeñan un papel significativo en la dieta mediterránea porque cuenta con un enfoque en opciones bajas en grasa.

2 febrero 2024

El proceso de producción del quesos sin lactosa implica la adición de enzimas, que descomponen la lactosa en glucosa y galactosa.
El proceso de producción del quesos sin lactosa implica la adición de enzimas, que descomponen la lactosa en glucosa y galactosa.

 

Los quesos sin lactosa son alimentos producidos para suplir las necesidades de quienes padecen intolerancia al azúcar lácteo. Se elaboran mediante procesos específicos que reducen o eliminan la lactosa de la leche por completo. Durante la producción de los quesos sin lactosa se añaden enzimas como la lactasa para descomponer la lactosa, permitiendo así que las personas intolerantes disfruten del sabor y la textura del queso sin sufrir consecuencias. Aunque se consideran productos seguros, es clave que aquellas personas con intolerancia a la lactosa revisen las etiquetas para asegurar la mínima presencia de este azúcar. 

¿Qué es el queso sin lactosa? 

El queso sin lactosa es una variante de queso creada específicamente para personas intolerantes a la lactosa o aquellas que prefieren reducir su consumo de este azúcar, presente de manera natural en la leche. La intolerancia a la lactosa se produce cuando el cuerpo no produce suficiente lactasa, la enzima necesaria para descomponer la lactosa en azúcares más simples para que puedan ser absorbidos por el organismo. Este tipo de queso se elabora entonces utilizando leche que ha sido previamente tratada para eliminar o descomponer esa lactosa.  

El proceso de producción del queso sin lactosa implica la adición de enzimas, que descomponen la lactosa en glucosa y galactosa; dos azúcares más fáciles de digerir para aquellos con intolerancia a la lactosa. Para esto se puede utilizar leche sin lactosa o se pueden aplicar técnicas específicas para reducir la cantidad de lactosa en el derivado lácteo final.  

En lo que a sabor y textura respecta, el queso sin lactosa se muestra similar al queso tradicional, aunque algunas personas pueden percibir ligeras diferencias. Es importante destacar que si bien el queso sin lactosa puede ser adecuado para personas con intolerancia a la lactosa, no es una opción libre de lactosa por completo, ya que es posible que permanezcan pequeñas cantidades presentes. Por tanto, aquellas personas con aversión severa a la lactosa han de ser cautelosas y recurrir a profesionales

¿Quién inventó el queso sin lactosa? 

El queso sin lactosa no fue inventado por una persona en particular, sino que es el resultado de la aplicación de tecnologías y procesos en la industria alimentaria surgidos para alterar los productos lácteos a las necesidades suscitadas por la intolerancia a la lactosa. Diferentes empresas y expertos en la industria alimentaria han contribuido a lo largo de las décadas con la creación y mejora de estos productos, que ya suponen parte importante del mercado. La intolerancia a la lactosa es una condición médica común y se define por las dificultades del organismo para descomponer y digerir la lactosa, lo que conlleva varios tipos de molestias de diferente gravedad.  

¿Existe el queso sin lactosa de modo natural? 

El queso sin lactosa es el resultado de procesos específicos diseñados para reducir o eliminar la lactosa en la leche. Estos procesos son técnicas controladas y no deben considerarse como alteraciones, manipulaciones o producciones no naturales. Aunque el queso sin lactosa se produce mediante intervenciones específicas, sigue considerándose un producto natural porque se deriva de ingredientes lácteos básicos. Los procesos utilizados buscan obtener un queso que sea más fácilmente digerible para las personas intolerantes a la lactosa, permitiéndoles disfrutar así de este alimento sin experimentar molestias digestivas. 

La leche de cabra contiene menos lactosa que la leche de vaca de manera general y algunas personas con intolerancia a la lactosa encuentran que pueden digerirla mejor debido a esto. Sin embargo, este lácteo tampoco está completamente libre de lactosa. La leche de oveja también contiene lactosa, pero es menos socorrida por su contenido de grasa y proteínas. Al igual que con la leche de cabra, algunas personas con intolerancia a la lactosa encuentran que pueden consumir productos lácteos de oveja con menos molestias que los productos lácteos de vaca. 

Los quesos sin lactosa a partir de leches de cabra y oveja son relevantes por sus valores nutricionales. Estas leches, naturalmente más bajas en lactosa que la leche de vaca, ofrecen opciones ricas en proteínas y calcio, pero con porcentajes de grasa que deben vigilarse. Durante la elaboración del queso, se prioriza la retención de estos nutrientes esenciales y el resultado logra mantener sabores intensos. Por eso, estos lácteos son más amigables con la digestión y se imponen como una alternativa nutricional y organoléptica atractiva. 

¿Cómo se elabora el queso sin lactosa? 

  • Selección de la leche. Se elige leche que ya ha sido tratada para reducir la lactosa o se selecciona leche sin lactosa completamente.  
  • Adición de enzimas. Durante el proceso de fabricación del queso, se añaden enzimas específicas a la leche para obtener sus componentes más simples: glucosa y galactosa.  
  • Cuajado. La leche se calienta y se le añade cuajo para formar cuajada. Este paso es fundamental para la coagulación de la leche y la formación de la base sólida del queso.  
  • Corte de la cuajada. La cuajada se corta en trozos más pequeños para liberar suero. Este suero puede contener lactosa y el proceso de corte ayuda a separar la parte sólida del queso de la parte líquida.  
  • Prensado y maduración. La cuajada se coloca en moldes y se prensa para eliminar más suero. Posteriormente, el queso se somete a un proceso de maduración. Durante este tiempo, también puede haber una mayor descomposición de la lactosa residual. 

Ejemplos de queso sin lactosa más famosos 

  • Queso Gouda sin lactosa. El Gouda es un queso holandés conocido por su sabor suave y textura cremosa. La versión sin lactosa permite a las personas intolerantes disfrutar de este queso semiduro.  
  • Queso suizo sin lactosa. El queso suizo es conocido por sus agujeros característicos. La versión sin lactosa ofrece el sabor distintivo del queso suizo sin los efectos de la lactosa.  
  • Queso feta sin lactosa. El queso feta sin lactosa es una opción para aquellos que disfrutan de la salinidad de este queso tradicionalmente elaborado con leche de cabra u oveja.  
  • Queso azul sin lactosa. El queso azul sin lactosa es una opción para aquellos que aprecian los quesos intensos y salados con vetas de moho azul.  
  • Queso crema sin lactosa. El queso crema sin lactosa es popular para untar en pan o galletas y también se utiliza en diversas recetas. 

 

Bibliografía: 

https://cabesota.com/quesos-sin-lactosa/ 

https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/11-quesos-aptos-para-intolerantes-a-la-lactosa-muy-queseros 

https://quesamemucho.com/los-mejores-quesos-para-un-intolerante-a-la-lactosa/ 

https://lanostrapasta.com/el-queso-y-la-lactosa/ 

https://www.cristinapousa.com/quesos-sin-lactosa/ 

https://comiendobien.es/que-quesos-puedo-tomar-si-tengo-intolerancia-a-la-lactosa/ 

Destacados

Relacionados

Los resultados obtenidos probaron que las ganaderías más grandes poseían un mejor Índice de Bienestar Animal que aquellas más pequeñas.

Prueban que las grandes ganaderías de leche no ofrecen peor bienestar animal

Un proyecto de investigación concluye que las granjas de leche de mayor tamaño no están directamente asociadas con un peor bienestar animal.

/
Danone ha explicado que esta nueva planta se enmarca en su plan de crecimiento como “una prioridad estratégica”.

Danone abre una fábrica de bebida vegetal en Francia tras cerrar una láctea en España

La multinacional Danone ha inaugurado una fábrica de tecnología punta y última generación en Francia destinada a la elaboración de bebidas vegetales.

/
La Granja Cudaña ha batido el récord del queso fresco más grande de España con una pieza de 120 kilos.

Queseros cántabros rompen el récord queso fresco más grande de España con uno de 120 kilos

La Granja Cudaña ha batido el récord del queso fresco más grande de España con una pieza de 120 kilos. El acto tuvo lugar durante la VII Feria de la Leche de Ruiloba.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)