Salsa bechamel.
Estás aquí:

Cómo hacer salsa bechamel: receta fácil y sencilla

La salsa bechamel fue inventada por el gastrónomo Louis de Bechameil.

19 abril 2022

Un clásico en la cocina. La salsa bechamel es un ingrediente muy versátil que emplear en croquetas, en lasañas, en unos tradicionales canelones o en una moussaka, un plato original de Grecia. En esta receta te enseñamos a elaborar una salsa de bechamel casera con ingredientes básicos que todo el mundo tiene a mano. 

Ingredientes

  • 150 g de harina de trigo.
  • 150 g de mantequilla.
  • 1 l de leche entera.
  • ¼ cucharadita de nuez moscada.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Utensilios

  • Tamiz para harina o un colador de malla fina.
  • Dos ollas medianas.
  • Una cuchara de madera.
  • Una varilla de mano.

Bechamel: paso a paso

  1. Tamizar la harina con la ayuda de un tamiz para harina o un colador de malla fina.
  2. Verter la leche en una olla y calentarla a fuego medio.
  3. En la otra olla, introducir la mantequilla y calentar hasta que se derrita.
  4. Añadir sobre la mantequilla la harina tamizada y remover con la varilla hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Dejar cocer la harina un par de minutos sin dejar de remover. 
  6. Incorporar poco a poco e integrando con las varillas medio litro de leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta negra al gusto. 
  7. Continuar removiendo y añadir poco a poco el resto de la leche hasta obtener una masa espesa y sin grumos.

Trucos prácticos

  • Si la salsa bechamel tiene grumos, tan solo hay que pasar la batidora para que quede una mezcla suave y cremosa.
  • Es importante tener las medidas en cuenta para que la salsa no quede excesivamente espesa. 
  • Si la salsa queda muy líquida, se puede corregir añadiendo un poco más de harina. Si queda muy espesa, con leche.  

¿Quién inventó la salsa bechamel?

Existen varias teorías en torno a la invención de esta salsa tan famosa, pero el origen más extendido se le atribuye al marqués Nointel, Louis de Bechameil, quien incluye esta receta en el libro Le Cuisinier François en 1651, según señala la Universidad CEU Cardenal Herrera. 

“El propio nombre de la receta ha sufrido una serie de cambios a lo largo de los años: en el libro Le Cuisinier moderne (1735) de Vient de la Chepelle aparece transformado en Béchamelle”. Un siglo más tarde, “pierde la mayúscula inicial, por lo que desde entonces la conocemos como bechamell o bechamel”.

¿Cómo darle un toque especial a la salsa bechamel?

Tan solo hay que echarle un poco de imaginación para darle un toque especial a esta salsa. Junto a la pimienta negra, se le puede añadir una pizca (¼ de cucharadita) de nuez moscada, un poco de tomate o pimiento rojo para quitarle el sabor lácteo. 

¿Existen salsas parecidas a la bechamel?

La Universidad CEU Cardenal Herrara explica que existen varias salsas derivadas de la receta original: mornay, soubise, aurora, india y escoffier. La salsa mornay es elaborada a partir de la salsa bechamel y se le añade yema de huevo y queso rallado; mientras que la salsa Aurora también parte de la salsa bechamel y se le añade tomate frito. 

 

Salsa aurora.

Destacados

Relacionados

Leche rizada.

Leche rizada, un postre con esencia granaína

La leche rizada, típica de la Costa Tropical de Granada, y especialmente en las localidades de Salobreña y Motril, es elaborada con leche, azúcar, canela y limón.

Croquetas de berenjena.

Croquetas de berenjena muy cremosas

Estas croquetas pueden elaborarse en la freidora de aire caliente a 200 grados durante 10 minutos.

Bizcocho de yogur y manzana.

Bizcocho de yogur y manzana: la receta que estabas esperando

No hay mejor forma de arrancar el día con este dulce en su versión más “fit”, también apto para deportistas gracias a la harina de avena.