Frutas y verduras frescas.
Estás aquí:

¿En qué consiste la alimentación sostenible?

La Universitat de Barcelona señala 9 áreas de actuación para lograr hábitos de alimentación sostenibles y en Mundo Lácteo te lo contamos.

26 febrero 2022

Frutas y verduras frescas.
Los españoles invierten una media de 68 euros en productos sostenibles.

¿Qué es la alimentación sostenible?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define la alimentación sostenible como aquella dieta de bajo impacto ambiental, que contribuye a la seguridad alimentaria y nutricional. 

La FAO expone que este tipo de dietas contribuyen “a la protección y respeto de la biodiversidad y los ecosistemas, son nutricionalmente adecuadas y permiten la optimización de los recursos naturales y humanos”.

La responsable de Salud y Nutrición Unilever Barcelona, Diana Roig señala en un estudio que es complicado determinar qué es una alimentación sostenible. El foco ha pasado en los últimos años de estar en los sistemas de producción a centrarse en los hábitos alimentarios. Los productos y la cantidad que consumimos en nuestra rutina diaria también afectan de forma directa al medio ambiente.

Joven cortando verduras.

Alimentación sostenible y el Pacto de Milán

El objetivo de lograr una alimentación sostenible ha llevado a que diferentes países planteen protocolos globales con la intención de alcanzar ese reto. El Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, también conocido como el Pacto de Milán, es el primer protocolo internacional que busca garantizar un sistema alimentario sostenible y respetuoso con el medio ambiente. 

Este pacto, que nació en octubre de 2015, cuenta con el apoyo de 123 ciudades repartidas por todo el mundo, 8 de ellas españolas (Barcelona, Bilbao, Córdoba, Madrid, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Villanueva de la Cañada y Zaragoza). 

El ámbito de actuación de este pacto comprende las siguientes áreas: 

  • Poner a disposición del consumidor alimentos sostenibles.
  • Fomentar el consumo de estos productos entre la población.
  • Planificar estrategias para incrementar la producción de alimentos locales.
  • Ampliar la oferta de alimentos de proximidad y de temporada.
  • Reducir la cantidad de alimentos desaprovechados.

Impacto de la alimentación sostenible en el planeta

La Universitat de Barcelona destaca en un estudio la necesidad de producir y consumir alimentos sostenibles ya que “ayudan a garantizar la justicia social y a promover los recursos y ecosistemas, salvaguardando la capacidad de las generaciones futuras de alimentarse también de forma sostenible”.

Una alimentación sostenible puede parecer a priori exclusivamente beneficiosa para el planeta. Sin embargo, también tiene una serie de efectos positivos para las personas y los territorios, según expone la institución educativa catalana:

  • Personas. Ayuda a que la población tenga acceso a información sobre productos de calidad y respetuosos con el medio ambiente. 
  • Territorios. La alimentación sostenible ayuda a promover la economía local y pone en valor “las dietas y conocimientos tradicionales” al tiempo que reconoce y celebra “la diversidad de culturas”. 
  • Planeta. La alimentación sostenible contribuye a conservar recursos limitados como el agua, garantiza el bienestar de los animales y preserva la biodiversidad del planeta.  

¿España es un país sostenible?

El informe “El mercado de las marcas sostenibles en España”, elaborado por el Grupo de Investigación Empresa, Economía y Sostenibilidad (E-SOST) de la Universidad Pontificia de Comillas, confirma el aumento sostenido del consumo de productos respetuosas con el medio ambiente.

El grupo de investigación E-SOST señala que “las marcas sostenibles españolas tienen un amplio margen de desarrollo”. Sin embargo, a fecha del informe una cuarta parte de los consumidores no pagaría un precio superior por este tipo de producto. Actualmente, el gasto medio en alimentos sostenibles es de 68 euros; es decir, cerca de 150 millones de euros.

La leche es uno de los productos favoritos por el consumidor sostenible, junto con las bebidas refrescantes, los zumos y néctares, y los yogures orgánicos. Estos tipos de alimentos son asociados a productos “de lujo o premium”.

Sostenibilidad en el sector lácteo en España

España cuenta con un sello de calidad denominado Productos Lácteos Sostenibles (PLS) que garantiza la sostenibilidad de los productos del sector lácteo. Este sello vio la luz a comienzos del 2013 con la firma de un convenio entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), 14 industrias lácteas y 9 empresas de distribución. 

Como ya publicamos en Mundo Lácteo, este acuerdo tiene el objetivo de lograr un funcionamiento eficiente del proceso de producción de los alimentos del sector lácteo. Además, esta etiqueta asegura al consumidor que el producto es sostenible y de origen español.

Las empresas que tienen autorizado el uso de este sello de calidad son Central Lechera Asturiana, Clesa, Covap, Danone, Larsa, Nestlé y Puleva. Las empresas de distribución autorizadas hasta el momento son Alcampo, Carrefour, DIA, El Corte Inglés, Eroski y Mercadona.

Algunas de estas marcas lácteas han apostado por prácticas, sistemas de producción y certificaciones diversas para hacer de sus productos alimentos más sostenibles. Estas son algunas de ellas:

Central Lechera Asturiana

Central Lechera Asturiana cuenta con el certificado B-Corp, un sello de calidad que garantiza la sostenibilidad de sus productos. Este sello garantiza además que los productos son 100% naturales y saludables.

Larsa

Los productos lácteos de Larsa son obtenidos a través de animales que pastan al aire libre. El grupo gallego cuenta con el certificado de SGS, el cual exige que cada 2,5 vacas adultas dispongan de una hectárea de terreno.

Únicla

La leche Únicla es el primer producto lácteo con cero emisiones de CO2. La firma gallega ha conseguido este sello gracias a la restauración ambiental de montes afectados por diferentes incendios forestales.

Puleva

La compañía de alimentación Puleva lleva más de 10 años trabajando en diferentes sectores para alcanzar la sostenibilidad del sector. Puleva garantiza con la compra de sus productos que los alimentos adquiridos son respetuosos con la naturaleza y con los animales, dando cumplimiento a los principios de Bienestar Animal, y son de origen español.

Productos lácteos.

9 áreas de actuación para lograr hábitos de alimentación sostenibles

La Universitat de Barcelona menciona nueve áreas de actuación para poder adquirir buenos hábitos de alimentación más sostenibles con el medio ambiente. Si bien, estas áreas no son extrapolables a otras partes del mundo, como Nueva York o Milán, ya que cada territorio presenta unas necesidades específicas.

Derecho a una alimentación sostenible

El derecho a la alimentación está reconocido por la legislación internacional. La Universitat de Barcelona señala que la inseguridad alimentaria es ocasionada por “la falta de acceso físico y económico a una alimentación adecuada”. 

Los costes de un tipo de dieta sana y otra menos nutritiva tiene un impacto directo en la salud de las personas y, además, presenta una diferencia de más de 100 euros por semana para la unidad familiar.

Productos de proximidad y de temporada

Es importante que, para facilitar el seguimiento de una dieta respetuosa con el medio ambiente, los supermercados y tiendas pongan a disposición del consumidor alimentos de proximidad y de temporada. Además, “la compra directa a productoras locales contribuye a reconectar a las personas consumidoras con el origen de sus alimentos y reduce el kilometraje”. 

Dietas basadas en alimentos frescos

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma que las familias con menor número de recursos consumen menos verduras y frutas frescas. Para lograr el acceso a estos productos es “necesario fomentar la producción sostenible de productos vegetales, mejorar la oferta de alimentos saludables y garantizar el acceso a toda la población”.

Consumir menos carne

La Universitat de Barcelona señala que el consumo excesivo de carne puede repercutir de forma negativa en nuestro organismo. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda consumir un máximo de 475 gramos a la semana.

Como ya publicamos en Mundo Lácteo, existe un sello de calidad que “evalúa y controla de forma exhaustiva la calidad del bienestar animal en granjas”. Este sello fue creado por el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) con la colaboración del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (Neiker) en 2004. (Enlazar cuando esté publicada)

Evitar el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos es el responsable del casi el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, es importante desarrollar unas prácticas sostenibles que disminuyan este negativo impacto, como evitar el consumo excesivo, almacenar la comida de forma adecuada, reutilizar ciertos productos…

Fomentar relaciones justas en la cadena agroalimentaria

La Universitat de Barcelona propone realizar diversas acciones encaminadas a fomentar relaciones más justas en la cadena agroalimentaria, como fomentar el empleo de calidad, apoyar iniciativas de la economía social y comprar productos de comercio justo. 

Fomentar la diversidad

La variedad de alimentos disponibles en los supermercados y tiendas permite que el consumidor pueda adquirir diversos productos de proximidad y de temporada. La agricultura urbana y periurbana tiene efectos beneficiosos sobre la salud, la sociedad y la economía. 

Crear entornos alimentarios sostenibles

Los anuncios publicitarios que vemos en la televisión, en internet o en marquesinas influyen en la creación de espacios alimentarios respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, actualmente más del 77% de estos son de alimentos ultra procesados. 

Transformar el sistema alimentario 

El último pilar para adquirir hábitos de vida saludables y sostenibles tiene que ver con la formación. La Universitat de Barcelona expone que la oferta de formación en diferentes sectores de la cadena agroalimentaria es importante, ya que permite “obtener conocimientos especializados e incorporarlas a diferentes espacios educativos”.

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/