Bebé tomando el biberón.

¿Cómo conservar la leche materna?

El Certamen del Queso Gamonéu, que acumula ya más de 40 ediciones, es considerado Fiesta de Interés Turístico Regional.

20 julio 2022

Bebé tomando el biberón.

La leche materna es el alimento más completo para los bebés durante sus primeros seis meses de vida. Este alimento ayuda a cubrir los requerimientos nutricionales de los bebés, según señala la Asociación Española de Pediatría (Aeped).

La madre no siempre puede dar el pecho a su hijo, motivo por el que en diversas ocasiones deciden almacenarla en el frigorífico o en la nevera para que pueda ser consumida de forma directa. En este post de Mundo Lácteo, explicaremos cómo almacenar la leche materna, conoceremos las normas básicas para su correcto almacenamiento y, además, descubriremos si la leche materna pierde sus propiedades al congelarse.

¿Por qué conservar la leche materna?

Leche de fórmula.

La Asociación Española de Pediatría (Aeped) señala que “la mejor forma de dar leche materna es de forma directa a través del amamantamiento para favorecer el vínculo madre-hijo y ofrecer la mejor alimentación y confort al bebé”. Si bien, existen algunas ocasiones especiales en las que la madre no puede dar el pecho, ya sea por “la separación transitoria del bebé de su madre o por trabajo”.

Además, almacenar leche materna permite a la madre tener una mayor libertad, ya que tendrá leche lista para su consumo en cualquier momento. Como ya explicamos en otro post de Mundo Lácteo, la leche puede ser extraída de forma manual, con sacaleches manuales o eléctricos (individual o doble).

Normas básicas para conservar la leche materna

Almacenar leche materna es una clara ventaja para la madre, pero es de esencial importancia tener en cuenta una serie de normas básicas de almacenamiento y de conservación. La Aeped reitera la importancia de una buena higiene de manos antes de manipular la leche con el objetivo de que no entre en contacto con agentes patógenos (virus y bacterias). Esta asociación aclara que no es necesario lavar el pezón para cada extracción, puesto que “con la ducha diaria, es suficiente”.

Al igual que cualquier otro alimento, la leche materna tiene fecha de caducidad. Por ello, la mejor opción es etiquetarla con la fecha y con la hora de extracción. Además, es imprescindible que una vez realizada la extracción sea almacenada en el frigorífico lo antes posible. “Si se quiere congelar, se recomienda hacerlo en las primeras 24 horas desde la extracción” apuntan desde la Asociación Española de Pediatría.

No es conveniente que la leche sufra cambios de temperatura, por lo que la mejor opción es evitar guardarla en la puerta del frigorífico. Además, lo ideal es guardarla en pequeñas cantidades de 60 a 120 mililitros, en función de las necesidades de cada bebé, ya que una vez descongelada, deberá ser desechada. Finalmente, la última de las normas básicas que señala la Aeped es que “a la hora de descongelar, se escoja la que sea más antigua, según la etiqueta”.

En qué tipo de envases guardar la leche materna

Existen diferentes tipos de recipientes o bolsas para almacenar leche materna y que garantizan una óptima conservación. Los recipientes para leche materna aconsejados son aquellos con boca ancha, ya que son más sencillos de limpiar. En el caso de que sean de plástico, es importante que sean aptos para uso alimentario, que aparece indicado en con un símbolo de tenedor o de cuchara. En el caso de que sea de cristal, hay que comprobar que la rosca no tenga ningún tipo de óxido.

Las bolsas también son otra opción para almacenar leche materna. Sin embargo, presentan dos puntos en contra: son de un único uso y no conservan tan bien las propiedades de la leche materna. La Asociación Española de Pediatría (Aeped) recomienda más el uso de recipientes que bolsas, “ya que conservan mejor las propiedades inmunológicas de la leche”.

Otra cuestión importante a tener en cuenta a la hora de comprar un envase para guardar la leche materna es su tamaño. Lo ideal es disponer de envases pequeños en función de las necesidades de cada bebé.

¿Cuánto tiempo dura la leche materna?

La Asociación Española de Pediatría (Aeped) explica que la duración de la leche materna depende de dos variables, como el estado de la leche y el método de conservación (temperatura ambiente, frigorífico o congelador). En la siguiente tabla, comprobamos cuál es el tiempo indicado según estas variables:

Estado de la leche materna A temperatura ambiente Frigorífico Congelador
Recién extraída en un recipiente cerrado 6-8 horas a 25 grados o menos (idealmente 3 o 4 horas) 72 horas Congelador de frigorífico: 2 semanas

Congelador con puertas separadas: 3 meses

Congelador a baja temperatura: 6-12 meses

Descongelada en el frigorífico 4 horas 24 horas No volver a congelar
Descongelada en agua caliente Lo que dure la toma 4 horas No volver a congelar

*Fuente: Asociación Española de Pediatría (Aeped)

Cómo congelar la leche materna 

La leche materna puede ser congelada. Para ello, es imprescindible enfriar el envase con agua y después, congelarla lo antes posible. Además, para evitar que la leche sea consumida en mal estado es imprescindible colocar una etiqueta con la fecha y la hora de extracción.

¿Cómo descongelar la leche materna?

Existen diversos métodos para descongelar leche materna, pero el más eficaz y recomendable es hacerlo en el frigorífico. Para ello, debe ser realizado 24 horas antes. Otra opción es descongelarla con agua tibia. En cualquier caso, la leche no puede volver a ser congelada.

¿La leche materna pierde sus propiedades al congelarla?

La leche materna mantiene sus propiedades, aunque sea congelada. Si bien, la Agencia Española de Pediatría (Aeped) no recomienda hervirla o calentarla en el microondas, ya que, en este caso, sí perdería algunos de sus componentes, como proteínas o vitaminas. La mejor opción es calentarla a una temperatura media en el microondas durante unos segundos.

Destacados

Relacionados

La leche pasteurizada posee una vida útil más prolongada e implica menos riesgos para la salud.

Leche pasteurizada, ¿qué es y por qué se realiza el proceso?

La mayoría de los envases de cartón muestran en su etiquetado siglas como UHT o HTST, que se refieren al tipo de leche pasteurizada.

/
Puleva omega 3 con Proessentia nueces es un producto lácteo con ácidos grasos obtenidos también de frutos secos.

¿Cómo es la leche Puleva con nueces?

Aunque se pueda denominar leche Puleva con nueces, lo cierto es que Puleva omega 3 con Proessentia nueces es, en realidad, un producto lácteo.

/
Es sencillo que marcas de leche de mala calidad se hagan pasar por una de calidad, en este artículo mostramos cómo identificar una leche de calidad.

Las 7 mejores marcas de leche

En un mercado como el actual, en el que las marcas y las gamas de productos crecen o desaparecen con cierta facilidad. En este post seleccionamos las 7 mejores marcas de leche en el mercado español.

/