La salud cardiovascular depende de la alimentación y en ella también la ingesta de lácteos.

Los lácteos y la salud cardiovascular, ¿cómo influyen la leche y sus derivados?

La salud cardiovascular es una de las preocupaciones médicas más frecuentes en la población y la alimentación es uno de los primeros aspectos rutinarios que se interviene para mitigar la aparición de una dolencia. Los lácteos se encuentran en la conversación.

14 julio 2023

La salud cardiovascular depende de la alimentación y en ella también la ingesta de lácteos.
La salud cardiovascular depende de la alimentación y en ella también la ingesta de lácteos.

 

La salud cardiovascular es una de las preocupaciones médicas más frecuentes en la población, especialmente a medida que aumenta la edad de las personas y entre los hombres. Cuando aparece un factor de riesgo o cambia un parámetro médico, la alimentación es uno de los primeros aspectos rutinarios que se interviene para mitigar la aparición de una enfermedad cardiovascular. Por ello, el grupo de los lácteos se encuentra en el centro de la conversación. ¿Cómo influyen la leche y sus derivados en la salud cardiovascular? 

¿Cómo es la relación de los lácteos y la salud cardiovascular? 

La relación entre los lácteos y la salud cardiovascular ha sido objeto de debate y estudio en la comunidad científica. Aunque los lácteos son una fuente importante de nutrientes, incluyendo calcio, proteínas y vitaminas, su impacto en la salud cardiovascular puede depender de varios factores.  

El contenido de grasa de los lácteos ha sido un aspecto particularmente examinado. Los lácteos enteros, como la leche entera, el queso y la mantequilla, contienen grasas saturadas, que se ha sugerido que podrían elevar los niveles de colesterol LDL («colesterol malo») y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la evidencia en este sentido no es concluyente y ha habido estudios que no han encontrado una asociación significativa entre el consumo de lácteos enteros y un mayor riesgo cardiovascular.  

Por otro lado, algunos estudios sugieren que los lácteos bajos en grasa o desnatados podrían tener un efecto neutro o incluso beneficioso para la salud cardiovascular. Estos productos contienen menos grasas saturadas y pueden ayudar a mantener niveles de colesterol más saludables. Además, los lácteos bajos en grasa a menudo son ricos en proteínas, que pueden tener efectos beneficiosos en la presión arterial y la salud general del corazón.  

Es importante tener en cuenta que los efectos de los lácteos en la salud cardiovascular pueden variar según el individuo y su perfil de salud específico. Además, el consumo de lácteos debe considerarse dentro del contexto de una dieta equilibrada en general, que incluya una variedad de alimentos saludables. 

¿Es positivo consumir lácteos con un cuadro clínico cardiovascular? 

El consumo de lácteos en cuadros clínicos cardiovasculares no tiene por qué estar contraindicado, pero en última instancia, es recomendable consultar con un profesional de la salud, como un médico o dietista/nutricionista, para recibir recomendaciones específicas y personalizadas en base a la condición individual. De manera general, se deben tener en cuenta algunas consideraciones importantes:  

  • Moderación. Es importante consumir lácteos con moderación, independientemente de si son bajos en sal o grasas. Esto se debe a que los lácteos, incluso los bajos en grasa y sal todavía contienen calorías y nutrientes que deben equilibrarse dentro de una dieta saludable. 
  • Selección inteligente. Optar por lácteos bajos en sal y bajos en grasas puede ser beneficioso para la salud cardiovascular, ya que ayudan a controlar la ingesta de sodio y grasas saturadas. Los lácteos bajos en grasa, como la leche desnatada y el yogur bajo en grasa, pueden ser opciones más acordes a determinadas pautas de consumo.  
  • Considerar otras alternativas. Si se tiene intolerancia a la lactosa, alergia a los lácteos o si se sigue una dieta vegana, es importante buscar alternativas a los lácteos convencionales. En la actualidad, hay una amplia gama de opciones de alternativas vegetales disponibles, como bebida de almendras, bebida de soja o leche de coco, que pueden ser opciones nutritivas y saludables.  

¿Cuáles son los lácteos más recomendables para mantener una buena salud cardiovascular? 

Los lácteos bajos en sal y bajos en grasas suelen ser opciones más saludables para los pacientes con enfermedades cardiovasculares o que ya presentan factores de riesgo cardiovasculares. La ingesta excesiva de sodio puede elevar la presión arterial, lo que es perjudicial para la salud cardiovascular. Los lácteos bajos en sal contienen menor cantidad de sodio en comparación con sus contrapartes regulares. Optar por estos ayuda a mantener la presión arterial bajo control.  

Es importante además optar por una dieta equilibrada y saludable en general. Esto implica incluir una variedad de alimentos nutritivos como frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables. 

  • Leche desnatada. Estas opciones de leche contienen menos grasa saturada y pueden ayudar a mantener niveles de colesterol más saludables en comparación con la leche entera.  
  • Yogur bajo en grasa. El yogur bajo en grasa es una fuente rica en proteínas y calcio. Además, algunos estudios sugieren que el consumo regular de yogur puede estar asociado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, posiblemente debido a su contenido de probióticos y otros componentes bioactivos.  
  • Queso bajo en grasa. Al igual que con la leche y el yogur bajos en grasa, optar por quesos con menor contenido de lípidos saturados puede ser beneficioso para la salud cardiovascular. El queso bajo en grasa sigue siendo una buena fuente de calcio y proteínas.  
  • Leche fortificada con esteroles vegetales. Algunas leches enriquecidas están fortificadas con esteroles vegetales, que son compuestos que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL. Estos productos pueden ser beneficiosos para las personas que buscan mejorar su salud cardiovascular. 

¿Qué lácteos son menos recomendables en un caso de enfermedad cardiovascular? 

Si se padece de problemas cardiovasculares, el consumo de lácteos puede plantear algunos riesgos potenciales, especialmente si se consumen en exceso o si se opta por lácteos altos en grasa saturada. Sin embargo, es importante destacar que los efectos de los lácteos en la salud cardiovascular pueden variar de una persona a otra, y la respuesta individual dependerá de la condición específica y la salud general. 

De manera general, algunos de los lácteos menos recomendables en un caso de enfermedad cardiovascular son: 

  • Lácteos enteros. Leche entera, crema, mantequilla y quesos grasos contienen altas cantidades de grasas saturadas. Estas grasas pueden elevar los niveles de colesterol LDL (denominado como “colesterol malo») y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.  
  • Productos lácteos procesados. Algunos productos lácteos procesados, como quesos procesados, salsas de queso y postres lácteos altos en grasa, pueden contener niveles significativos de lípidos saturados y sodio. Estos productos pueden aumentar el riesgo de hipertensión arterial y dañar la salud cardiovascular.  
  • Helados y batidos ricos en grasas. Los helados y batidos lácteos generalmente contienen altos niveles de grasas saturadas, azúcares añadidos y calorías vacías. Estos productos pueden contribuir al aumento de peso y a problemas cardiovasculares. 
  • Lácteos con sabor y yogures azucarados. Algunos productos lácteos con sabor, como yogures y leches con sabor, pueden contener cantidades significativas de azúcares añadidos. El consumo excesivo de estos aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y otras condiciones de salud. 

Destacados

Relacionados

Los resultados obtenidos probaron que las ganaderías más grandes poseían un mejor Índice de Bienestar Animal que aquellas más pequeñas.

Prueban que las grandes ganaderías de leche no ofrecen peor bienestar animal

Un proyecto de investigación concluye que las granjas de leche de mayor tamaño no están directamente asociadas con un peor bienestar animal.

/
Danone ha explicado que esta nueva planta se enmarca en su plan de crecimiento como “una prioridad estratégica”.

Danone abre una fábrica de bebida vegetal en Francia tras cerrar una láctea en España

La multinacional Danone ha inaugurado una fábrica de tecnología punta y última generación en Francia destinada a la elaboración de bebidas vegetales.

/
La Granja Cudaña ha batido el récord del queso fresco más grande de España con una pieza de 120 kilos.

Queseros cántabros rompen el récord queso fresco más grande de España con uno de 120 kilos

La Granja Cudaña ha batido el récord del queso fresco más grande de España con una pieza de 120 kilos. El acto tuvo lugar durante la VII Feria de la Leche de Ruiloba.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)