Los lácteos en el embarazo deben consumirse siempre pasteurizados.

Productos lácteos en el embarazo, ¿cuáles son los consejos para elegir los adecuados?

Los productos lácteos forman parte de la dieta recomendada para una mujer embarazada y el feto, pero debe saberse cómo y cuáles consumir.

25 agosto 2023

Los lácteos en el embarazo deben consumirse siempre pasteurizados.
Los lácteos en el embarazo deben consumirse siempre pasteurizados.

 

La seguridad alimentaria durante el embarazo es de suma importancia para garantizar el bienestar de la madre y el desarrollo saludable del feto. Cada embarazo es único, por lo que es fundamental que consultes con tu profesional de la salud para obtener pautas específicas sobre tu situación y necesidades individuales. Sin embargo, es posible trazar consejos y recomendaciones generales que pueden servir al menos de manera preventiva para minimizar los riesgos y sus posibles consecuencias. Los productos lácteos forman parte de la dieta recomendada para una mujer embarazada y el feto, pero debe saberse cómo y cuáles consumir. 

La seguridad alimentaria en el embarazo 

Consumir lácteos durante el embarazo está probado que es útil para proporcionar los nutrientes esenciales necesarios para el desarrollo del feto y mantener a su vez la salud de la madre. Esto contrasta con los riesgos que puede suponer la ingesta de la leche y sus derivados en algunos casos, especialmente si se trata de productos frescos. 

Las medidas preventivas durante el embarazo son básicas en lo que respecta a la dieta. La seguridad alimentaria consta de consejos generales que no deben despreciarse y pueden aplicarse del mismo modo a la ingesta de lácteos. Productos como el queso, que se consume frecuentemente con las manos, se exponen a ser contaminados por las manos o las superficies. Por eso, es clave mantener una higiene estricta tanto a nivel individual como ambiental. 

Aunque resulte obvio, el mejor método para minimizar riesgos es evitar los alimentos que de manera natural son más propensos a causar infecciones alimentarias, que en momentos como el embarazo pueden suponer consecuencias más graves. En este caso, embutidos, carnes pocos cocidas, patés, huevos crudos y lácteos no pasteurizados deben ser eliminados o muy limitados. En concreto, las mujeres embarazadas estarán más seguras si evitan los quesos blandos no pasteurizados, ya que pueden contener bacterias dañinas. 

Consejos para elegir los lácteos adecuados en el embarazo 

Además de limitar el consumo de productos lácteos durante el embarazo solo a aquellos que hayan sido pasteurizados, es decir, tratados térmicamente para eliminar las bacterias dañinas; es posible realizar más indicaciones en lo relativo a la seguridad alimentaria. 

  • Leche y yogur. La leche y el yogur son excelentes fuentes de calcio, proteínas y vitamina D. El calcio es un mineral fundamental para el desarrollo de los huesos y dientes del bebé, así como para mantener la salud ósea de la madre. Sus valores nutricionales son los indicados para que el peso de la mujer embarazada se mantenga dentro de los parámetros recomendados, pues se limita el consumo de sales y grasas. 
  • Quesos seguros. Así como los quesos frescos deben ser eliminados de la dieta, todavía es posible que una mujer embarazada consuma este lácteo. Para ello, debe optar por quesos duros y semiduros pasteurizados, como el cheddar, el suizo y el gouda. Estos quesos son menos propensos a albergar bacterias peligrosas en comparación. 
  • Quesos blandos. En caso de persistir en el consumo de quesos blandos durante el embarazo, es necesario asegurar que estos lácteos estén etiquetados como pasteurizados en el envase. El queso crema pasteurizado, por ejemplo, es una opción más segura. 
  • Lácteos fortificados. Durante el embarazo, las necesidades nutricionales pueden transformarse por cambios en el organismo, el metabolismo o problemas de salud inesperados derivados. En este sentido, la recomendación médica puede pasar por el consumo de lácteos fortificados con ácidos grasos o alguna vitamina. 

¿Qué lácteos son seguros para consumir durante el embarazo? 

Además de los lácteos ya citados y aquellos que pueden ser seleccionados siguiendo los criterios y consejos presentados, también pueden señalarse referencias concretas. De manera preventiva, es importante que cada mujer embarazada elija marcas que le resulten conocidas y en caso de apostar por comercio local, que el establecimiento sea fiable. 

Algunos ejemplos de lácteos seguros para consumir durante el embarazo son: 

  • Queso mozzarella. El queso mozzarella pasteurizado, ya sea fresco o en bloque, es una opción segura.  
  • Queso cottage. El queso cottage pasteurizado es seguro y una fuente de proteínas. Es clave verificar que esté etiquetado como pasteurizado.  
  • Yogur griego. Similar al yogur tradicional, el yogur griego pasteurizado es una opción rica en proteínas y calcio.  
  • Queso ricotta pasteurizado. Versátil en la cocina, se utiliza en platos dulces y salados, y proporciona calcio y proteínas. 
  • Queso parmesano pasteurizado. Tiene un sabor fuerte y es una buena fuente de calcio. Se puede rallar y agregar a diversos platos. 

Y la mantequilla, ¿es un lácteo adecuado para el embarazo? 

La mantequilla suele considerarse segura para consumir durante el embarazo, pero debe disminuirse su ingesta por el contenido de lípidos, un aspecto que debe controlarse en este tipo de situaciones. La mantequilla es un producto lácteo derivado de la crema de leche, y el proceso de fabricación generalmente implica altas temperaturas que matan la mayoría de las bacterias dañinas. Sin embargo, es importante seguir algunas pautas para garantizar su seguridad: 

  • Pasteurización. Asegúrate de que la mantequilla que elijas esté hecha a partir de crema pasteurizada. Esto ayudará a reducir el riesgo de posibles contaminaciones.   
  • Etiquetas y marcas confiables. Las marcas de mantequilla conocidas y de confianza respetan los controles sanitarios necesarios para que un producto sea apto para consumo. En caso de duda, lo más aconsejable es no ingerir el producto. 
  • Alternativas. Si el contenido en grasas de la mantequilla supone una preocupación para la mujer embarazada, actualmente se comercializan versiones o alternativas con valores nutricionales equilibrados, con grasas reducidas o con recetas mejoradas para evitar ingredientes de baja calidad. 

Destacados

Relacionados

Los resultados obtenidos probaron que las ganaderías más grandes poseían un mejor Índice de Bienestar Animal que aquellas más pequeñas.

Prueban que las grandes ganaderías de leche no ofrecen peor bienestar animal

Un proyecto de investigación concluye que las granjas de leche de mayor tamaño no están directamente asociadas con un peor bienestar animal.

/
Danone ha explicado que esta nueva planta se enmarca en su plan de crecimiento como “una prioridad estratégica”.

Danone abre una fábrica de bebida vegetal en Francia tras cerrar una láctea en España

La multinacional Danone ha inaugurado una fábrica de tecnología punta y última generación en Francia destinada a la elaboración de bebidas vegetales.

/
La Granja Cudaña ha batido el récord del queso fresco más grande de España con una pieza de 120 kilos.

Queseros cántabros rompen el récord queso fresco más grande de España con uno de 120 kilos

La Granja Cudaña ha batido el récord del queso fresco más grande de España con una pieza de 120 kilos. El acto tuvo lugar durante la VII Feria de la Leche de Ruiloba.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)