Queso Feta.
Estás aquí:

Qué es el Queso Feta y cuáles son sus propiedades nutricionales

Al igual que el Parmigiano Reggiano, el Queso Feta es otro de los quesos más imitados del mundo.

15 abril 2022

Queso Feta.
El Queso Feta a veces es confundido con el Queso Ricotta.

El Queso Feta es el queso más popular de Grecia. Es empleado en una gran variedad de platos, aunque su uso más extendido es en la tradicional ensalada griega. En este artículo de Mundo Lácteo, explicaremos qué es el Queso Feta, conoceremos su verdadero origen y descubriremos cómo se elabora. 

¿Qué es el Queso Feta?

Queso Feta.

El Queso Feta es uno de los grandes tesoros de la gastronomía griega, aunque su uso también está extendido a otros países como Bulgaria, Dinamarca, Rumania y Turquía. Su nombre en griego significa “queso blanco”.

Es elaborado a partir de leche de oveja o de cabra y es conservado en salmuera. El Feta  presenta una textura blanda y su sabor es ligeramente ácido. Cuenta con el sello de Denominación de Origen Protegida (D.O.P) desde el año 2002, con el objetivo de garantizar la calidad de los ingredientes empleados. 

De hecho, el Queso Feta D.O.P sólo puede ser elaborado con leche cruda o pasteurizada de oveja o su mezcla con leche de cabra (hasta un 30%) de las regiones del Peloponeso, de Grecia central, de Epiro, de Tesalia, de Macedonia occidental, de Tracia y de las islas de Lesbos y de Cefalonia. La D.O.P Queso Feta exige que este queso tenga una humedad máxima del 56% y un contenido mínimo de materia grasa del 43%

Origen del Queso Feta

El Queso Feta cuenta con más de 2.000 años de historia. Hoy en día, el consumo de este queso en Grecia alcanza los 10,5 kilos por persona al año.  La primera denominación de “queso feta” nace en el siglo XVII.

Sin embargo, este queso es mencionado varios siglos antes en la Odisea “donde el héroe Odiseo coge el queso hecho por el cíclope Polifemo mientras escapa de su cueva”, según indica la Norma de Calidad de la Comisión Europea. 

Características y propiedades del Queso Feta

El Queso Feta es un queso de pasta blanca, de color blanco y de consistencia firme. Su textura y su sabor, ligeramente ácido, varía en función de la zona geográfica donde sea elaborado: en las regiones de Tesalia y de Grecia Central tiene una textura más cremosa y un sabor más intenso, mientras que en Peloponeso es más seco.

Las propiedades nutricionales de este “tesoro griego” dependen del tipo de leche utilizada. En líneas generales, el Queso Feta es fuente de proteínas de alto valor biológico, ya que aporta 17 gramos por cada 100 gramos de producto. 

El Queso Feta D.O.P tiene un porcentaje de materia grasa del 43% y aporta 257 calorías, por cada 100 gramos. Contiene ácidos grasos saludables, como el ácido linoleico (conocido también como Omega-6), que contribuye a reforzar las defensas y a mantener los niveles totales de colesterol.

El Feta es rico en minerales, como el calcio, el fósforo, el selenio y el zinc; en vitaminas de los grupos A, B (B1, B2, B6, B9 y B12), D y K, imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo y para la coagulación de la sangre. Además, contiene probióticos, que ayudan a facilitar la digestión y a mejorar los trastornos digestivos. 

Esta es la información nutricional del Queso Feta D.O.P por cada 100 gramos:

Queso Feta
Calorías (kcal.)257
Grasas (g.)21
de las cuales saturadas (g.)15,7
Hidratos de carbono0
Proteínas (g.)17
Sal (g.)2,5

*Fuente: Feta Dodoni 

¿Cómo se elabora el Queso Feta?

El Queso Feta es elaborado con leche de oveja o de oveja y cabra, con fermentos lácticos, con cuajo y con sal. La leche empleada para la elaboración de este queso puede ser cruda o pasteurizada, que es la que normalmente emplean marcas conocidas, como Feta Dodoni o Feta Hotos. 

La leche previamente calentada es acidificada con cloruro de calcio y fermentos, y reposa durante al menos una hora. Una vez transcurrido este tiempo, se añade el cuajo y vuelve a reposar otra hora más.

La cuajada es trasladada a un molde donde reposa a temperatura ambiente toda una noche y al día siguiente se introduce el queso en salmuera (agua con una concentración de sal del 8%) durante ocho horas. Después, es depositado en frascos de cristal con salmuera a 9 grados durante un mes.

Los lineales de los supermercados y tiendas españolas ofrecen varias opciones de Queso Feta bajo el sello de Denominación de Origen Protegida (D.O.P), como Feta Dodoni, Feta Salakis, o Feta Hotos. Otra opción recomendable, aunque indicada exclusivamente para aquellos que tengan experiencia en la cocina, es elaborarlo en casa con el fin de garantizar la calidad de los ingredientes.

¿En qué platos es posible emplear este queso?

Ensalada griega.

La gastronomía griega es conocida por el uso de verduras, como la berenjena y el calabacín, de diversas especias y de, sin lugar a duda, el queso feta. Existen un gran número de platos donde es posible emplear este “tesoro griego”: kolokythokeftedes, horiatiki y tyropsomo.

La horiatiki, conocida popularmente como ensalada griega, es uno de los platos más famosos del país. La receta original de esta ensalada contiene tomate, pepino, cebolla morada, queso feta y aceitunas negras. A veces es acompañada de pan de pita, un pan típico de Oriente Medio elaborado con harina de trigo.

El tyropsomo es un tipo de pan en forma de espiral relleno de queso feta. Otra opción es el casi impronunciable “kolokythokeftedes”, un plato de albóndigas fritas o buñuelos hechos con calabacín y queso feta. Estas pueden venir acompañadas de tzatziki o salsa de yogur.

El Queso Feta, un queso mundialmente imitado

Al igual que el Parmigiano Reggiano, el Queso Feta es otro de los quesos más imitados del mundo. Por este motivo, es importante revisar con detenimiento la etiqueta nutricional del producto, ya que revelará si el queso está elaborado con leche de oveja, de cabra o de vaca, que es la que emplean los imitadores. Para obtener una consistencia y color similar al Queso Feta original son utilizados conservantes artificiales y colorantes.  

Queso Feta vs. Queso Ricotta

Queso Ricotta.

El Queso Feta y el Queso Ricotta son dos quesos conocidos por su versatilidad. Ambos cuentan con el sello de Denominación de Origen Protegida (D.O.P) y son elaborados con leche de cabra y de oveja, o también de vaca en el caso de la Ricotta. Sin embargo, son completamente diferentes en cuanto a su origen, propiedades nutricionales y método de elaboración.

Como ya explicamos en otro artículo de Mundo Lácteo, el Queso Ricotta, conocido en España como requesón, es un queso de color blanco, de textura granulosa y de sabor suave. Mientras, el Queso Feta tiene una textura suave y un sabor ácido.

El Queso Ricotta es de origen italiano de las comarcas de Calabria, Cerdeña, Lacio, Lombardía, Piamonte, Sicilia y Venecia. Existen varios tipos: salta, affumicata, infornata, di Bufala Campana y Romana, estos dos últimos avalados por la Denominación de Origen Protegida (D.O.P).

En cuanto a propiedades nutricionales, el Queso Ricotta tiene menos calorías que el Queso Feta, ya que aporta 164 por cada 100 gramos de producto como se puede comprobar en la siguiente tabla: 

Queso FetaQueso Ricotta
Calorías (kcal.)257164
Grasas (g.)2112
Hidratos de carbono (g.)06,3
Proteínas (g.)178
Sal (g.)2,50,40

*Fuente: Feta Dodoni y Ricotta Galbani

 

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/