Todo lo que debes saber sobre los lácteos y diabetes

La relación entre lácteos y diabetes ha sido objeto de numerosos estudios en diferentes áreas de la medicina y nutrición a lo largo de los años. Pero, ¿son los lácteos beneficiosos para aquellos que padecen diabetes?

30 abril 2024

La relación entre lácteos y diabetes ha sido objeto de numerosos estudios en diferentes áreas de la medicina y nutrición a lo largo de los años. Pero, ¿son los lácteos beneficiosos para aquellos que padecen diabetes?  

En Mundo Lácteo damos respuesta a esta pregunta en este artículo y desentrañar cómo afecta la leche a la diabetes, qué tipo de productos lácteos son los más recomendados para diabéticos y desmentir leyendas o mitos asociados al consumo de productos lácteos por personas con diabetes.  

¿Qué es la diabetes? 

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica que se caracteriza porque el organismo no puede regular los niveles de azúcar en sangre. Al ingerir alimentos, el organismo los descompone en azúcares como la glucosa. Estos azúcares, a través del torrente sanguíneo, son los encargados de penetrar en las células y aportar energía al organismo. Si no se controla esta enfermedad, la diabetes puede desembocar en problemas oculares, renales o nerviosos, entre otros. 

Un nivel de glucosa alto aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso amputaciones de extremidades. Una buena dieta es esencial para controlar esta enfermedad crónica, ya que hay que tener especial cuidado con la cantidad de azúcar que se ingiera para reducir posibles riesgos de salud. 

Tipos de diabetes 

  • Diabetes tipo 1. La diabetes tipo 1 se desarrolla cuando el sistema inmunológico destruye las células productoras de insulina en el páncreas. De este modo, el cuerpo se ataca a sí mismo. Esta destrucción de las células puede llegar a provocar cetoacidosis, una descompensación grave del metabolismo. Se diagnostica de forma común en menores de 30 años. 
  • Diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes presenta una resistencia a la insulina que puede deberse a una carencia de esta. Los mayores de 40 años son quienes más padecen la Diabetes tipo 2. Sin embargo, cada vez es más habitual su diagnóstico en personas más jóvenes. Pueden retrasarse sus efectos con una alimentación equilibrada e incluyendo el ejercicio en la actividad diaria.  
  • Diabetes gestacional. La diabetes gestacional se detecta a mujeres embarazadas. Esta variante de la diabetes puede desaparecer tras dar a luz o no. 

¿Cómo afecta la leche a la diabetes? 

Los productos lácteos son un gran aliado en el control de la diabetes, puesto que son una fuente de proteínas, calcio y grasas esenciales para el correcto funcionamiento del organismo del ser humano.  

La leche contiene lactosa, uno de los ingredientes esenciales de esta bebida y principal azúcar de la misma. Este azúcar natural afecta a los niveles de glucosa en sangre. 

Para saber cómo responde el organismo al consumo de carbohidratos o alimentos que contienen azúcares, en comparación con la ingesta de un alimento tomado como referencia, se utiliza el índice glucémico (IG) que se calcula sobre 100. Cuánto más bajo es el índice glucémico de un alimento, más tarda en incrementarse el nivel de azúcar en sangre.  

La leche de vaca, tanto entera como desnatada, tiene un índice glucémico bajo, ya que está compuesta por hidratos de carbono simples, proteínas, minerales, vitaminas y grasas de fácil digestión. Las bebidas vegetales, por su parte, tienen un índice glucémico más alto ya que se trata de alimentos procesados. En concreto la bebida vegetal de arroz tiene un IG alto, superior a 80, y se recomienda consumirla de forma ocasional en caso de padecer diabetes.  

La relación entre las grasas de los lácteos y la diabetes tipo 2 

Un estudio publicado en PubMed, un reputado repositorio dependiente de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. reveló en el año 2018 que el consumo de lácteos ricos en ácidos grasos protege de la diabetes de tipo 2.  

Los ácidos grasos presentes en productos lácteos como los yogures, así como sus bacterias, reducen la inflamación y resistencia a la insulina.  

Apoyada en las investigaciones de Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de la Universidad de Harvard, y en 28 estudios más, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. permite indicar en los envases de yogures que su consumo ayuda a la prevención de diabetes tipo 2, desde marzo de 2024.  

¿Qué lácteos pueden comer los diabéticos? 

Las personas con diabetes pueden consumir productos lácteos, siempre que en su etiquetado no aparezcan los azúcares añadidos y las grasas saturadas. Es esencial controlar las porciones y equilibrar estos productos con alimentos con alto contenido en fibra y proteína para mantener los niveles de azúcar en sangre estables.  

  • Leche desnatada o semidesnatada. Es más recomendable que la leche entera, debido a su menor porcentaje de grasa en la composición. Esta bebida aporta una gran cantidad de proteínas, minerales y calcio necesarias para el organismo de cualquier persona, independientemente de su condición diabética o no.  
  • Yogur natural. Los yogures naturales son aptos para diabéticos, puesto que las bacterias presentes en ellos agilizan la digestión y los procesos intestinales, así como la absorción de nutrientes. Es fundamental que estos yogures, así como los griegos naturales o los yogures desnatados, contengan niveles bajos de carbohidratos y no presenten azúcares o edulcorantes añadidos. 
  • Queso fresco. Esta variante del queso es baja en grasas y calorías, por lo que es una opción excelente para incluir en una dieta para personas diabéticas. Es un ingrediente versátil que se puede incorporar a una infinidad de recetas 
  • Queso cottage. Este queso granuloso de color blanco y con toques ácidos es muy ligero y con un bajo aporte calórico y graso. Es un queso fresco rico en proteínas como la caseína, por lo que para dietas hipocalóricas es un alimento que debes incluir.  
  • Kéfir. El kéfir es ideal para diabéticos. Este derivado lácteo elaborado con leche fermentada por la mezcla de bacterias y levaduras es rico en aminoácidos esenciales y una gran fuente de minerales y vitaminas, mientras que su aporte calórico es realmente bajo. De igual modo que el yogur, el kéfir ayuda y regula los procesos digestivos.  

 

 

Destacados

Relacionados

Vai Ben, la nueva marca de los bífidus de Larsa

La marca láctea gallega ha lanzado un rebranding de sus yogures bífidus elaborados con leche de pastoreo.

/

Ganaderos gallegos denuncian el cese de la recogida de leche en ganaderías que atan a sus vacas por las noches

Algunas industrias lácteas amenazan con la suspensión de recogida de leche en ganaderías gallegas donde las vacas permanezcan atadas durante la noche en los establos.

/
el nuevo producto de El Ventero

El Ventero entra en el mercado de los quesos untables

El Ventero se adentra en la categoría de los quesos untables con el lanzamiento del queso crema 100% natural El Ventero.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)