Queso Emmental.
Estás aquí:

Suiza tiene su propio rey gastronómico: el Queso Emmental

El consumo regular y moderado de Queso Emmental mejora la salud dental, protege el sistema inmunitario y facilita la digestión.

26 agosto 2022

Queso Emmental.
El periodo de maduración del Queso Emmental va de los 4 a los 14 meses.

Así es. Suiza, país situado en Europa Central, cuenta con su propio rey gastronómico: el Queso Emmental, el cual cuenta con más de cinco siglos de historia. Este país tiene más de 800 variedades de quesos, de los cuales el Emmental y el Gruyère son los más populares entre los consumidores. En este artículo de Mundo Lácteo, explicaremos todo sobre el Queso Emmental: perfil nutricional, beneficios de su consumo regular, con qué platos acompañarlo y cuál es su origen. 

¿Qué es el Queso Emmental?

El Queso Emmental es un queso elaborado con leche cruda de vaca, fermentos lácticos, cuajo y sal. La textura del Emmental puede ser blanda, semidura o firme en función del tiempo de maduración al que sea sometido el queso, que va de los 4 a los 14 meses. 

Tiene un color amarillento, un sabor y un olor suave. Uno de los símbolos más característicos de este queso son los numerosos ojos (también llamado popularmente como “agujeros”) que presenta en forma cilíndrica en su interior. El término “emmental” no está protegido bajo ningún sello, pero sí el “emmentaler”. El Emmentaler A.O.P (Appellation d’Origine Protégée) es el verdadero queso suizo y está disponible en varios formatos, según su tiempo de curación.

Composición nutricional del Queso Emmental por cada 100 gramos

Queso Emmental

El Emmental es un queso graso con 427 calorías y 35 gramos de grasa por cada 100 gramos de producto. Si bien, un punto destacable de este queso es su contenido en proteínas de alto valor biológico, imprescindibles para el desarrollo de la masa muscular y para regular los niveles de azúcar en sangre.

El calcio (1029 mg por cada 100 gramos), el fósforo (627 mg.), el sodio (275 mg.) y el potasio (95 mg.) son algunos de los minerales presentes en este queso. Además, el Emmental es fuente de vitaminas del grupo A (291 mcg.), que ayuda a mantener la salud ósea y la piel sana; y de vitamina B12 (3 mcg.), que juega un rol fundamental en el metabolismo de las proteínas y en la formación de glóbulos rojos en la sangre. En la siguiente tabla, comprobamos el perfil nutricional del Queso Emmental por cada 100 gramos: 

NutrientesPor cada 100 gramos
Calorías (kcal.)427
Grasas (g.)35
de las cuales saturadas (g.)22
Hidratos de carbono (g.)1
de los cuales azúcares (g.)0
Proteínas (g.)27
Sal (g.)1,6

*Fuente: Carrefour

¿Cuál es el origen del Queso Emmental?

El origen del Queso Emmental data del siglo XV en el cantón de Berna (Suiza), situado en la zona centro del país. Esta zona dedica gran parte de su actividad a la ganadería gracias a los abundantes pastos verdes que tiene en las montañas durante la época estival. Dada la gran producción lechera durante esta época del año, los pastores comenzaron a elaborar lo que hoy en día conocemos como Queso Emmental.

Sin embargo, la primera mención oficial no se realizó hasta 1542, cuando el coronel Rudolf Emmanuel von Effinger inauguró la que sería la primera fábrica de Queso Emmental en la región. Con el paso de los años, el Emmental fue afianzándose entre la población suiza. Hoy en día, este queso no solo es producido en Suiza, sino que Francia, Alemania, Italia e incluso Nueva Zelanda forman parte de la lista de productores de este alimento. 

Pasos para elaborar un verdadero Queso Emmental

El Queso Emmental es elaborado con leche cruda de vaca, que es calentada, junto al cuajo, a una temperatura de 50 grados. Una vez completado este paso, la cuajada es trasladada a moldes, donde se prensa durante un tiempo aproximado de 24 horas, y después pasa a la fase de salado. 

El Emmental es sumergido en salmuera 2 o 3 días y más tarde, es trasladado a las bodegas de maduración a una temperatura de 22 grados. Posteriormente, se pasa a otras salas más frías (12 o 14 grados), donde permanece entre 4 o 14 meses como máximo.

¿Con qué acompañar el Queso Emmental?

Queso Emmental.

Solo o acompañado, el Queso Emmental es uno de los quesos favoritos de los amantes del queso gracias a su versatilidad. El sabor de este queso de origen suizo puede ser suave o fuerte (en función del tiempo de maduración), y dar un toque especial al plato. Algunas de las recetas donde puede ser empleado el Emmental son: pizza con verduras, pastel de carne, gnocchi a los cuatro quesos, espirales de calabacín con Emmental y croquetas de Emmental.

5 beneficios del Queso Emmental

  • Mejora la salud dental. El alto contenido en minerales, como el calcio, reduce la placa bacteriana y la probabilidad de aparición de caries. Además, fortalece los huesos y previene enfermedades, como la osteoporosis.
  • Refuerza el sistema inmunológico. El Queso Emmental aporta energía y nutrientes imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo y prevenir la entrada de agentes patógenos (virus y bacterias). 
  • Mejora la digestión. Las proteínas de alto valor biológico presentes en el Queso Emmental (27 gramos por cada ración de 100 gramos) facilita la digestión en personas con problemas gastrointestinales.
  • Tiene propiedades antioxidantes. El consumo regular y moderado de Queso Emmental ayuda a retrasar los signos de envejecimiento prematuro gracias a la presencia de vitamina A. 
  • Es apto para intolerantes a la lactosa. Las personas con intolerancia a la lactosa (un tipo de azúcar presente en la leche) pueden comer algunos quesos, como el Emmental, el Parmiggiano Reggiano o el Mozarella. 

Otros quesos suizos

Quesos suizos.

Suiza es un país amante del chocolate, donde se llegan a consumir 12 kilos por persona al año, pero también del queso. Este país cuenta con más de 800 variedades de queso, lo que le otorga el primer puesto a nivel mundial. Estos son otros de los quesos más famosos del país: 

  • Sbrinz. Es un queso elaborado con leche de vaca en la ciudad de Lucerna, situada en el centro de Suiza. El Queso Sbrinz es el queso más antiguo de toda Europa, ya que los primeros registros datan del año 70 a.C. Alto en grasas, tiene una textura muy dura, y en algunas ocasiones actúa como sustituto del queso italiano Parmiggiano Reggiano.
  • Gruyère. El Gruyère está elaborado con leche cruda de vaca, fermentos lácticos, cuajo y sal. Como ya explicamos en Mundo Lácteo, este queso suizo cuenta con los sellos de Appellation D’origine Contrôlée (A.O.C) desde el año 2001 y con el certificado de Denominación de Origen Protegida (D.O.P). (ENLAZAR UNA VEZ QUE ESTÉ PUBLICADO)
  • Appenzeller. El Queso Appenzeller, también conocido como Appenzell, es un queso original de la región de Appenzell (Suiza). Los primeros datos de este queso elaborado con leche de vaca datan de la Edad Media. Es producido en los cantones de Appenzell Rodas Interiores y Exteriores, y en algunas localidades de los cantones de San Galo y Turgovia.
  • Tête de Moine. El Tête de Moine, también conocido como Bellelay, es elaborado con leche cruda de vaca y madura en bodegas un tiempo mínimo de 2,5 meses. Tiene una textura semidura y un sabor fuerte. Está amparado por el sello de Appellation D’origine Contrôlée (A.O.C).

Destacados

Relacionados

Mujer con dolor de barriga.

La leche estriñe, ¿verdad o mito?

Son numerosos los mitos que rodean a este producto básico en la dieta mediterránea: la leche es mala para la salud, aumenta los niveles de colesterol, causa estreñimiento…

/
Ovejas pastando en la hierba verde.

Leche de oveja: composición nutricional y beneficios

El litro de leche de oveja tiene un precio medio de 2 euros, aunque puede llegar hasta los 3,59 euros, en función de la marca.

/
Burra.

Leche de burra, un producto de lujo al alcance de pocos

Hoy en día, la leche es empleada generalmente para la elaboración de jabones y cremas.

/