La crema de marisco es una elaboración que alcanza su sabor óptimo entre septiembre y abril, por su materia prima.

Crema de marisco, un entrante ligero e intenso

Esta elaboración es ligera y de sabor intenso, por ello acostumbra a servirse como un entrante o primer plato. La receta de la crema de marisco es sencilla, aunque requiere de una inversión de tiempo.

15 marzo 2023

La crema de marisco es una elaboración que alcanza su sabor óptimo entre septiembre y abril, por su materia prima.
La crema de marisco es una elaboración que alcanza su sabor óptimo entre septiembre y abril, por su materia prima.

 

La crema de marisco es un plato que se adapta a cualquier momento del año, aunque es recomendable aprovechar la temporada en que su ingrediente principal está en su mejor estado: de septiembre a abril. Esta elaboración es ligera y de sabor intenso, por ello acostumbra a servirse como un entrante o primer plato, aunque cuenta con la suficiente personalidad como para ser el punto fuerte de un menú. La receta de la crema de marisco es sencilla, aunque requiere de una inversión de tiempo para obtener el mejor resultado posible. 

Lista de ingredientes 

  • 500 g de langostinos 
  • 300 g de gambas
  • 2 l de agua caliente 
  • 80 g de mantequilla 
  • 150 ml de nata para cocinar 
  • 1 hoja de laurel 
  • 2 cebollas rojas
  • 2 cebollas blancas 
  • Perejil fresco 
  • 5 dientes de ajo 
  • 1 pimiento rojo 
  • 1 puerro
  • 1 lomo de merluza 
  • 1 lomo de cabracho 
  • 3 zanahorias 
  • 100 ml de brandy 
  • 100 ml de vino blanco
  • Pimienta negra 
  • 100 ml de aceite de oliva 
  • Pimentón dulce 

Utensilios necesarios 

  • Un cuchillo
  • Batidora eléctrica 
  • Una cuchara de madera 
  • Un colador 
  • Una cuchara
  • Dos ollas grandes 
  • Un cuenco 

Crema de marisco, paso a paso 

  1. Pelar completamente los langostinos y las gambas.
  2. Reservar las cabezas y cáscaras en un cuenco aparte.
  3. Pelar las cebollas y las zanahorias.
  4. Picar muy fino las cebollas, el pimiento, los dientes de ajo, el puerro y las zanahorias.
  5. Cocinar las zanahorias y los dientes de ajo a fuego medio en una olla amplia con aceite de oliva.
  6. Agregar el resto de las verduras a la olla y sofreír hasta que la cebolla sea transparente.
  7. Añadir las cabezas y las cáscaras.
  8. Apretar los restos de marisco contra la olla con una cuchara de madera para extraer todos los jugos.
  9. Regar con el brandy cuando los ingredientes estén dorados.
  10.  Flambear con la campana extractora apagada para evitar sustos.
  11.  Añadir el vino blanco una vez se apaguen las llamas.
  12.  Cocinar hasta evaporar el alcohol.
  13. Remover todos los ingredientes hasta integrar.
  14. Agregar el agua caliente.
  15. Hervir durante 15 minutos.
  16. Retirar la espuma que se forme con una espumadera.
  17. Apagar el fuego y dejar reposar.
  18. Triturar con una batidora eléctrica y reservar.
  19. Dorar los langostinos, las gambas y los lomos de merluza y cabracho con aceite de oliva en una olla grande a fuego medio.
  20. Picar el perejil fresco.
  21. Añadir el pimentón dulce, la pimienta y el perejil triturado.
  22. Colar el caldo y verter sobre la olla.
  23. Agregar la mantequilla y la nata.
  24. Batir hasta que la textura sea cremosa.
  25. Hervir durante 3 minutos.
  26. Retirar del fuego y dejar reposar. 

 Consejos para una crema de marisco de 10 

  • Marisco fresco. Los mariscos congelados son una alternativa que no va a perjudicar a la receta y resultan atractivos por la comodidad que suponen. Sin embargo, es recomendable emplear marisco fresco en la elaboración de una crema de marisco, especialmente si se busca un resultado con sabor intenso. 
  • Langostinos extra. Un consejo para conseguir una crema de marisco de 10 es reservar un puñado de langostinos extra. Es posible que a ciertos paladares le resulte aburrida la textura de la crema de marisco. Para evitar esto, es aconsejable cocinar vuelta y vuelta la carne de unos langostinos en una sartén. Posteriormente, desmenuzar esta carne y añadirla a la crema de marisco una vez esté servida. 
  • Rebanadas de pan. Existe un riesgo a la hora de cocinar la crema de marisco: el espesor. Este factor es impredecible porque depende de la cantidad de agua de todos los ingredientes. Puede darse la situación de que no puede reducirse más la cantidad de agua en la crema de marisco o afectará al sabor. Para solucionar esto, lo recomendable es dorar 3 o 4 rebanadas de pan, desmigarlas y añadirlas a la elaboración. Bastará con cocinar a fuego lento toda la elaboración. 
  • Huevas de pescado. El punto de sal también es un factor impredecible, aunque de fácil solución. Lo más habitual es emplear sal, pero una alternativa original es emplear huevas de pescado en conserva. Este ingrediente puede añadirse bien durante el cocinado, antes de triturar, o una vez la crema tiene una textura adecuada.

Destacados

Relacionados

Receta fácil de queso asado con hierbas y miel

La receta fácil de queso asado con hierbas y miel mezcla la cremosidad del queso con la dulzura de la miel y el frescor de las hierbas aromáticas.

/

Helado casero de leche merengada

La textura cremosa y sabor suave de la leche merengada la convierte en un ingrediente excepcional para un helado casero de leche merengada.

/

Receta de tarta de queso de frutos rojos sin horno

La tarta de queso o cheesecake de frutos rojos sin horno es una variante de la tradicional tarta de queso. Es una versión ideal para cualquier fiesta

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)