La crema de puerros depende de una temperatura media para lograr el espesor adecuado.

Crema de puerros, una receta de 10 para calentarse en invierno

La crema de puerros es un plato de cuchara que puede disfrutarse en todas las épocas del año, pero que es recomendable consumir caliente y en invierno, cuando el puerro está en su mejor momento.

24 enero 2023

La crema de puerros depende de una temperatura media para lograr el espesor adecuado.
La crema de puerros depende de una temperatura media para lograr el espesor adecuado.

La crema de puerros es un plato de cuchara que puede disfrutarse en todas las épocas del año, pero que es recomendable consumir caliente y en invierno, cuando el puerro está en su mejor momento. Hay muchas maneras de elaborar esta receta, aunque es imprescindible contar con leche para espesar y mejorar la textura del plato. Remover con paciencia y sin pausa hace que las verduras trituradas pasen de ser un puré denso a una fina crema de puerros, que ha de rematarse con algún crujiente como picatostes o jamón. 

Lista de ingredientes 

  • 5 puerros 
  • 2 patatas medianas 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Sal 
  • 200 ml de agua 
  • Pimienta blanca 
  • 250 ml de leche entera 
  • 1 quesito 
  • 1 cebolla dulce 
  • 100 g de pan 
  • 150 g de jamón serrano 
  • 2 dientes de ajo 

Utensilios necesarios 

  • Un cuchillo grande 
  • Una cazuela 
  • Una tapa 
  • Batidora eléctrica 
  • Un cuchillo pequeño 
  • Tres cuencos 
  • Una sartén 

Crema de puerros, paso a paso 

  1. Separar el tallo blanco de las hojas verdes del puerro y limpiar la verdura con abundante agua.
  2. Trocear los puerros en rodajas gruesas. Reservar aparte en un cuenco.
  3. Pelar las patatas y lavar antes de trocearlas. Reservar junto a los puerros.
  4. Retirar las capas externas de la cebolla y cortar en cubos.
  5. Cubrir el fondo de una cazuela con aceite de oliva y calentar a fuego medio.
  6. Sofreír la cebolla con una pizca de sal durante 5 minutos.
  7. Añadir los puerros y las patatas.
  8. Cocinar con tapa para ablandar poco a poco los ingredientes.
  9. Verter el agua en la cazuela.
  10. Cocer las verduras durante 20 minutos a fuego medio. Vigilar que la elaboración no se quede sin líquido.
  11. Agregar sal y pimienta blanca al gusto.
  12. Retirar la cazuela del fuego.
  13. Triturar con ayuda de una batidora eléctrica hasta obtener un puré poco espeso.
  14. Desmenuzar el quesito en pequeños fragmentos.
  15. Añadir la leche poco a poco en un hilo y el quesito desmenuzado sin parar de remover el puré.
  16. Integrar completamente los ingredientes hasta conseguir una crema más fina.
  17. Tapar la cazuela y dejar que la crema coja cuerpo con el calor residual.
  18. Pelar los dientes de ajo y dorar en una sartén. Reservar aparte en un cuenco.
  19. Cortar el jamón serrano en tiras y pasar por la sartén hasta que estén crujientes. Guardar aparte para rematar la elaboración.
  20. Desmigar el pan y dorar en la misma sartén con un chorro de aceite de oliva, en caso de ser necesario.
  21. Servir la crema en un plato hondo y rematar con picatostes y tiras de jamón. 

¿Cómo variar la crema de puerros? 

  • Nata. Puede conseguirse una crema de puerros más cremosa sustituyendo la mitad de leche entera por 100 mililitros de nata para cocinar. Es importante que el contenido de materia grasa sea superior al 25%. 
  • Más cebolla. La crema de puerros puede rematarse añadiendo más cebolla, en concreto, cebolla muy pochada. La textura suave de esta verdura aporta matices en cada cucharada, evitando que la crema se vuelva monótona. 
  • Acelgas. Añadir dos puñados de acelgas limpias y sin tallos durante la cocción de las verduras dará como resultado una crema de puerros más verde y con un sabor más profundo. 
  • Batata. Una manera de variar la crema de puerros para un resultado más dulce es sustituir la patata por batata, pero habrá que vigilar los tiempos de cocción para que el almidón se libere de manera correcta. 

Trucos para una crema de puerros sabrosa 

  • Temperatura. La crema de puerros debe cocinarse a fuego medio para que las verduras no se doren y la cocción no sea demasiado veloz, provocando texturas inadecuadas o grumos. Por otra parte, cocinar a fuego medio garantiza que el calor residual con el que se termina de espesar la crema sea el correcto, porque en caso de ser excesivo se produciría una pequeña costra en el fondo de la cazuela. 
  • Verdura fresca. Las verduras frescas poseen todos los nutrientes y sabores que se buscan a la hora de elaborar una crema de puerros. La temporada adecuada para este plato es en invierno, ya que los puerros de verano son más pequeños y menos sabrosos. 
  • Caldo de verdura. Un vaso de caldo de verduras ayuda a potenciar el sabor de la crema de puerros. El momento adecuado para añadirlo es durante la cocción. 

Destacados

Relacionados

Receta fácil de queso asado con hierbas y miel

La receta fácil de queso asado con hierbas y miel mezcla la cremosidad del queso con la dulzura de la miel y el frescor de las hierbas aromáticas.

/

Helado casero de leche merengada

La textura cremosa y sabor suave de la leche merengada la convierte en un ingrediente excepcional para un helado casero de leche merengada.

/

Receta de tarta de queso de frutos rojos sin horno

La tarta de queso o cheesecake de frutos rojos sin horno es una variante de la tradicional tarta de queso. Es una versión ideal para cualquier fiesta

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)