La fondue de queso surgió como una elaboración al aire libre.

Fondue de queso, un clásico suizo perfecto para compartir

La fondue de queso es uno de los platos más representativos de la gastronomía suiza y una de las maneras más originales para consumir queso.

22 junio 2023

La fondue de queso surgió como una elaboración al aire libre.
La fondue de queso surgió como una elaboración al aire libre.

 

La fondue de queso es uno de los platos más representativos de la gastronomía suiza y una de las maneras más originales para consumir queso. Su expansión internacional a mediados del siglo XX supuso que la receta original de esta elaboración se corrompiese con versiones adaptadas a los mercados locales. Tomando como referencia los quesos empleados tradicionalmente, el Vacherin Fribourgeois y el Gruyère son los más similares para elaborar la fondue de queso. Además de esto, existen cazuelas especiales para fundir los quesos sin que estos se quemen y el sabor sea desagradable. 

Lista de ingredientes 

  • 400 g de queso Gruyère 
  • 400 g de queso Vacherin Fribourgeois
  • 300 ml de vino blanco 
  • 2 dientes de ajo 
  • Queso Gorgonzola en dados 
  • Cebollino fresco 
  • 30 g de maicena
  • 100 ml de licor de guindas 
  • Zumo de limón 
  • Nuez moscada 
  • Pimienta negra 
  • Orégano
  • Pan 

Utensilios necesarios 

  • Una cazuela especial para fondue 
  • Un cuchillo 
  • Una cuchara de metal
  • Un rallador 
  • Un cuenco 

Fondue de queso, paso a paso 

  1. Rallar y cortar en dados los quesos Gruyère y Vacherin Fribourgeois.
  2. Pelar los dientes de ajo y trocear en dos.
  3. Picar muy fino un pequeño manojo de cebollino fresco.
  4. Cocinar los ajos con un poco aceite de oliva en una cazuela especial para fondue.
  5. Introducir el queso gruyère en la cazuela.
  6. Cocinar lentamente a fuego bajo.
  7. Agregar el vino blanco, el cebollino fresco y una cucharada de zumo de limón cuando comience a fundirse el queso.
  8. Remover constantemente para evitar que se pegue el gruyère.
  9. Diluir la maicena, un poco de nuez moscada y pimienta negra en un cuenco con licor de guindas.
  10. Agregar el queso Vacherin Fribourgeois a la cazuela.
  11. Añadir la mezcla de licor de guindas cuando comience a fundirse el Vacherin Fribourgeois.
  12. Espolvorear orégano cuando la crema de queso sea homogénea.
  13. Agregar el queso Gorgonzola en dados y remover de nuevo.
  14. Trocear el pan en pequeños fragmentos para sumergir en la fondue de queso cuando sea servida.
  15. Retirar del fuego para consumir al momento. 

¿Qué añadir a una fondue de queso? 

  • Sidra. La sidra es uno de los mejores acompañantes para la fondue de queso por sus cualidades organolépticas. Sin embargo, también puede añadirse a la receta. Bastará con sustituir el vino blanco por sidra y el sabor pasará a ser más profundo y frutal. 
  • Romero. La fondue de queso puede variar su sabor en función de los condimentos que se añadan, este es parte de su secreto. Las hierbas aromáticas son idóneas para esto y, de entre todas ellas, destaca el romero. Este condimento puede agregarse junto al vino o el licor de guindas. 
  • Champiñones. Los champiñones son un extra perfecto para agregar a la fondue de queso por su textura y su sabor. En este caso, los champiñones deben ser salteados aparte con un chorro de aceite de oliva y nada más, ya que los lácteos aportarán la cantidad de sal necesaria. Se agregan a la fondue de queso una vez esté completamente fundida y sea homogénea. 
  • Ternera desmenuzada. La carne es un ingrediente extra que funciona a la perfección con la fondue de queso, aunque deberá cocinarse previamente. Lo más recomendable es cocer una pieza de ternera, como la falda, y desmenuzarla posteriormente en hebras. Cuando la fondue de queso sea homogénea, bastará con agregar poco a poco la carne para que se integre. 

¿Cuál es el origen de la fondue de queso? 

La fondue de queso es un plato tradicional originario de los Alpes suizos. Su historia se remonta a siglos atrás, cuando los pastores y agricultores de la región alpina necesitaban encontrar una forma de utilizar el queso que sobraba durante los meses de invierno. El primer registro escrito de la fondue de queso, sin embargo, data de 1825 en la receta del cocinero francés Brillat-Savarin. 

En aquel entonces, el queso se producía en exceso durante los meses más cálidos y había que encontrar una manera de conservarlo durante el invierno. Los agricultores descubrieron que si derretían el queso y lo combinaban con otros ingredientes, podían crear una deliciosa mezcla que se podía disfrutar durante todo el año. 

La fondue de queso se convirtió en un plato popular en toda Suiza y comenzó a extenderse a otros países europeos. En la década de 1950, se popularizó aún más gracias a la promoción turística suiza y se convirtió en un plato de moda en todo el mundo. 

Destacados

Relacionados

tzatziki

Receta Tzatziki: salsa griega de yogur y pepino

El Tzatziki es una salsa muy fácil de preparar que combina a la perfección con multitud de platos.

/

Receta fácil de queso asado con hierbas y miel

La receta fácil de queso asado con hierbas y miel mezcla la cremosidad del queso con la dulzura de la miel y el frescor de las hierbas aromáticas.

/

Helado casero de leche merengada

La textura cremosa y sabor suave de la leche merengada la convierte en un ingrediente excepcional para un helado casero de leche merengada.

/
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)